Home LOCAL ARAGÓN Illueca se resiste al traslado del cráneo del papa Luna a Sabiñán

Illueca se resiste al traslado del cráneo del papa Luna a Sabiñán

0
El Cráneo del papa Luna, en el Museo Provincial de Zaragoza desde su robo. // Heraldo.es

Desde el Ayuntamiento de Illueca, provincia de Zaragoza, se ha remitido una petición al Gobierno de Aragón para evitar el traslado del cráneo del papa Luna a Sabiñán. Ambos pueblos se encuentran en medio de una disputa por la propiedad legítima de los restos del personaje y no se descarta que el asunto acabe en tribunales.

Los dueños del palacio de los condes de Argillo en Sabiñán, donde se encontraba el cráneo hasta su sustracción en el 2000, donaron recientemente a su ayuntamiento la calavera como propietarios. En respuesta, el municipio de Illueca ha remitido a Patrimonio unas quejas en las que tilda el traslado de «imprudencia» y «responsabilidad temeraria».

En adición, argumentan que el traslado de los restos de Benedicto XIII, papa Luna, desde Peñíscola a Illueca fue por voluntad de su sobrino, el capitán Rodrigo, y con el beneplácito del rey Alfonso el Magnánimo siete años tras su muerte. Además, el Ayuntamiento de Illueca ha aportado una carta de descendientes del personaje, la familia González Luna. La familia reside en México desde que se tuvieran que marchar por la persecución de la Inquisición en el siglo XV.

Ignacio Herrero, alcalde de Illueca, se ha reunido recientemente con la directora general de Patrimonio, Marisancho Menjón, para debatir el asunto. Le recordó que el año pasado no pudo realizarse una exposición por el 625 aniversario de su coronación como Papa en Aviñón. También remarcó que el cráneo sólo acabó en Sabiñán como consecuencia de la Guerra de Sucesión. Desde Illueca alegan que en el caso judicial por el robo no ha habido título jurídico que reconozca a Sabiñán como despoitario. «No hay un reconocimiento previo en sede judicial penal ni tampoco lo hay en sede administrativa», se quejan a Patrimonio.

Pedro Martínez de Luna, conocido bajo el apelativo papa Luna, ejerció de papa en la obediencia de Aviñón, en un tiempo en el que existían hasta tres pontífices simultáneamente. El personaje, natal de Illueca, murió en 1424 en Peñíscola y su cadáver se llevó a su villa de nacimiento. Posteriormente, según cuenta la tradición, sus restos acabaron en el río Aranda durante la Guerra de Sucesión y sólo pudo recuperarse su cráneo, que sería depositado en Sabiñán. En abril de 2000 estos restos fueron robados y, tras su recuperación, se depositaron en el Museo Provincial de Zaragoza.

Ayúdanos a hacer periodismo

InfoDiario es un proyecto periodístico liderado por jóvenes estudiantes de Periodismo. Siguiéndonos, nos ayudas a crecer.

Pulsa aquí para dar Me gusta en Facebook.

Síguenos en Twitter pulsando aquí

Para estar al tanto de nuestro contenido a través de Instagram, pulsa aquí

NO COMMENTS

Deja un comentario Cancelar respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Salir de la versión móvil