Home CULTURA “Por qué no dejamos al humor tranquilo”, Buenafuente en los Goya 2019

“Por qué no dejamos al humor tranquilo”, Buenafuente en los Goya 2019

0
Fotografía: InfoDiario.

La gala de los Goya ha viajado por segunda vez en sus 33 años de vida fuera de Madrid. El Palacio de Congresos y Exposiciones de Sevilla (FIBES) ha ofrecido asiento a la mayoría de los 168 nominados para dar cita a la noche más importante del cine español.

Los presentadores Silvia Abril y Andreu Buenafuente se encargaron de conducir la gala de este año, tras el fracaso respecto a la opinión pública de los presentadores del año pasado Joaquín Reyes y Ernesto Sevilla, que cabe decir, se dejaron ver por la alfombra roja de esta edición. Alfombra roja que tuvo que contemplar el público espontáneo desde una reja a distancia de las celebridades, lo que derivó en el enfado de la mayoría de ellos desde las horas previas al evento. “Que nos dejen entrar” o “estos no son los Goya” eran algunos de los lemas que clamaban.

Reyes y Sevilla no fueron los únicos que se asomaron por la alfombra. Desde las 18 horas de la tarde del sábado 2 de febrero, el FIBES ha presenciado un chorreo con cuentagotas de actores, actrices, directores, productores, personalidades políticas y demás nominados y no nominados. Destacada fue la presencia de Almodóvar, Penélope Cruz (ya asiduos a las galas anualmente), las actrices de ‘Mujeres al borde de un ataque de nervios’, el equipo de Los Amigos de ‘Campeones’ o Susi Sánchez, que llegó de las primeras a la alfombra para luego irse a realizar una función de teatro en el centro de Sevilla y volvió para su nominación a Mejor actriz protagonista.

Con mirada humorística pero siempre desde el respeto se ha rendido homenaje al cine español. No faltaron tampoco los ‘zasca’ de Buenafuente que, echando en falta al Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aclaró que se había excusado por un mitin en Zaragoza “pero digo yo que a esta hora ya habrá acabado, además ya sabemos que él podría venir en avión”, bromeaba Buenafuente. Otro chiste, algo desafortunado según parte de la opinión y aplaudido por la otra, fue el dirigido hacia Pablo Echenique: “su vida es un travelling”, decía el presentador.

Como es normal, y cada año más, la gala, este año obstaculizada por unos sobres difíciles de abrir, se aprovecha como marco de reivindicación de los temas más candentes del momento. El tema feminista fue una guía durante toda la gala. “El mercado puede actuar como machista, pero no se engañen, es machista”, afirmaba Buenafuente en el discurso inaugural. También se unió a la reivindicación Carolina Yuste, Mejor actriz revelación por ‘Carmen y Lola’: “estoy contenta de estar en un proyecto en el la mayoría somos mujeres, mujeres en puestos de poder”.

Carolina Yuste con su Goya a Mejor actriz revelación. Foto: Jessie Garrido (InfoDiario)

Silvia Abril, Belén Cuesta y María León protagonizaron un número que acabó con el público levantado al grito de “hay que romper la brecha salarial”. Y después entregaron el Goya a Mejor actriz revelación, que ganó Eva Llorach por ‘Quién te cantará’ quien reivindicó el papel de la mujer en el cine: “quiero compartir mi premio con todas las nominadas, es muy difícil ser mujer, sois muy pocas. Queremos historias con protagonistas femeninas, con el cine podemos hacer un mundo más igualitario y más justo”. Aratnxa Echevarría, Mejor dirección novel por ‘Carmen y Lola’, apuntó que la madurez de un sociedad debe medirse por el sitio que ocupa la mujer en la sociedad y que “España aún no es suficientemente madura”.

Sin embargo, el gran momento y la gran reivindicación de la noche fue la ofrecida por Jesús Vidal, que al recibir la estatuilla a Mejor actor revelación por ‘Campeones’ dio un discurso que consiguió llegar al corazón del público asistente y del resto de España.

Alejandro Amenábar, Jaume Balagueró, Juan Antonio Bayona, Rodrigo Cortés, Álex de la Iglesia, Juan Carlos Fresnadillo, Paco Plaza y Nacho Vigalondo rindieron homenaje a Chicho Ibáñez Serrador que había recibido el Goya de Honor días antes. Un tributo en el que los ‘discípulos’ no decían más que elogios hacia su ‘maestro’: “con solo dos películas para la gran pantalla ya se merece el galardón” y “premiamos no solo a un maestro del cine sino también a un maestro de cineastas”.

Tampoco han faltado las actuaciones musicales. Rosalía encandiló al público con su voz al desnudo, acompañada con un coro interpretando la canción ‘Me quedo contigo’ de Los Chunguitos. El trío Rozalén-Amaia-Judit Nedderman, acompañado Manu Guix al piano, interpretaron un tema que aúna las cuatro canciones nominadas a Mejor canción original. Por otra parte, James Rhodes interpretó una pieza al piano mientras aparecían esquelas de fallecidos de la industria del cine en 2018.

“Por qué no dejamos al humor tranquilo. Es una de las cosas que una este país, como el cine. Gracias”. Así concluía Buenafuente la 33 edición de los premios Goya.

NO COMMENTS

Deja un comentario Cancelar respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Salir de la versión móvil