Home INTERNACIONAL Estos son los candidatos a las elecciones presidenciales francesas

Estos son los candidatos a las elecciones presidenciales francesas

El domingo 10 de abril se celebra la primera vuelta de las elecciones

0

El próximo domingo 10 de abril se celebra la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Francia. 12 candidatos se enfrentan para llegar hasta la presidencia del país galo. De esos 12 candidatos, los dos más votados se enfrentarán en una segunda vuelta dos semanas después, el día 24 de abril. A continuación se podrá leer una biografía de los 12 candidatos presidenciales y puntos claves de sus programas:

  • Emmanuel Macron (La República En Marcha): Afiliado al Partido Socialista desde los 24 años, fue inspector de finanzas y trabajó en la Banca Rothschild. Su posición en el banco le permitió mezclarse con las élites políticas y económicas francesas y conocer a François Hollande. Una vez Hollande fue elegido presidente Macron fue primero asesor económico suyo y más tarde, ministro de Economía. En 2016 Macron fundó En Marcha y anunció su intención de presentarse a las elecciones del año siguiente, afirmando que el eje izquierda-derecha estaba desfasado y que la auténtica diferencia era entre ser conservador o progresista. Macron se vendió como un candidato progresista, moderno y europeísta, y como la solución frente al desgaste y corrupción de los partidos tradicionales (Los Republicanos y el Partido Socialista). Acabó ganando las elecciones contra Marine Le Pen con el segundo mayor porcentaje de apoyo de la historia de Francia en segunda vuelta, un 66%, y se convirtió con 39 años en el presidente francés más joven de la historia. Sus 5 años en el Elíseo no han sido fáciles: ha tenido que lidiar con el auge del terrorismo y el islamismo radical, las protestas de los chalecos amarillos, la pandemia de COVID y la guerra en Ucrania, con su consecuente inflación y aumento de los precios. Aunque llegó a la presidencia con una plataforma de centro liberal (moderno en lo social, conservador en lo económico), en el último par de años se ha movido a posiciones derechistas, sobre todo en cuanto al Islam y la inmigración. Las encuestas le han dado desde el primer momento la intención de voto más alta, una posición que se acentuó tras la invasión rusa de Ucrania gracias a su papel de mediador entre Putin y Zelensky y al llamado “efecto bandera”. Sin embargo, estos últimos días ha estado bajando en las encuestas, que junto a la subida de Le Pen, auguran un escenario más ajustado de lo que le gustaría al hasta ahora presidente tanto en la primera vuelta como en la segunda. Algunas medidas de su programa si es reelegido son retrasar la edad de jubilación de 62 a 65 años, bajar el impuesto de sucesiones, eliminar la financiación de la televisión pública, implantar una pensión mínima de 1100 euros, aumentar las horas de francés y matemáticas en primaria, y añadir 30 min de deporte diarios en el colegio y 2 horas en el instituto; subir el salario a los profesores, triplicar la multa por acoso callejero (actualmente en 90 euros), aumentar un 25% el presupuesto de defensa, apostar por la UE y reforzar la cooperación europea en defensa, apostar por la energía nuclear e invertir en energía solar y eólica, reforzar el control fronterizo y controlar mejor la inmigración o endurecer las condiciones para obtener la residencia.

 

  • Marine Le Pen (Agrupación Nacional): hija del histórico líder de la extrema derecha francesa Jean-Marie Le Pen, tomó el relevo de su padre al frente del partido en 2011. Ha formado parte de varios consejos regionales y fue eurodiputada entre 2004 y 2017. Fue candidata al Elíseo en 2012 (quedando en tercera posición) y en 2017 (cuando consiguió que su partido pasara a la segunda vuelta por primera vez en su historia) aunque acabó perdiendo frente a Emmanuel Macron. Actualmente es miembro de la Asamblea Nacional. Desde entonces Le Pen ha iniciado un proceso para intentar eliminar el estigma que arrastra su partido y conseguir atraer a más votantes. En 2018 se cambió el nombre de Frente Nacional a Agrupación Nacional, y en los últimos años ha ido moderando su discurso. Mientras que en 2017 defendía la salida de la UE y del euro, ahora aboga por renegociar los tratados europeos; y actualmente no centra tanto su discurso en la inmigración sino en el aumento del coste de la vida (en gran parte a raíz de la guerra en Ucrania), dejando vía libre a Éric Zemmour para acaparar el discurso anti-inmigración. Su cercanía a Vladimir Putin no parece haberle pasado factura en las encuestas. Ha estado estable en la segunda posición desde hace meses, y en los últimos días ha subido bastante, poniendo en apuros a Macron. Su programa incluye medidas como hacer del control de la inmigración una prioridad, poner fin al derecho de suelo automático (por el cual el hijo de inmigrantes nacido en Francia puede obtener la nacionalidad automáticamente al cumplir los 18 cumpliendo ciertas condiciones) y de reagrupación familiar, priorizar a los franceses en las ayudas económicas y las ofertas de trabajo y de vivienda, renegociar los tratados europeos para que el derecho francés se imponga al europeo, abandonar la OTAN, aumentar el presupuesto de defensa, privatizar France Télévision y las autopistas, eliminar impuestos, conseguir la independencia energética a través de la energía nuclear, desmantelar las turbinas eólicas y contratar en masa personal de enfermería y revalorizar sus salarios.

 

  • Jean-Luc Mélenchon (La Francia Insumisa): nació en la Zona Internacional de Tánger (Marruecos), donde trabajaban sus padres. Su padre era cartero y su madre profesora. Pasó los primeros años de su vida en Marruecos hasta que su familia se mudó a Francia. Estudió filosofía en la universidad y fue profesor en varios centros educativos. Se afilió al Partido Socialista en 1976 y fue senador por Essonne durante casi 20 años. También fue Ministro de Educación Superior entre 2000 y 2002 en el gobierno de Lionel Jospin. Miembro del ala izquierdista del PS, dejó el partido en 2008 y fundó el Partido de Izquierda. El PI, junto al Partido Comunista de Francia, formó la coalición Frente de Izquierda para presentarse a las elecciones europeas de 2009, en las que Mélenchon se convirtió en eurodiputado, revalidando su escaño en 2014. Mélenchon también fue el candidato de la coalición para las presidenciales de 2012, quedando en cuarto lugar. En 2016, se dice que inspirado por Podemos, funda el partido La Francia Insumisa con el que se presenta a las presidenciales de 2017, quedando otra vez en cuarta posición. Desde 2017 Mélenchon es presidente del grupo parlamentario de LFI en la Asamblea Nacional. Es el único candidato de izquierdas con posibilidades reales de pasar a segunda vuelta. Estas son sus terceras y últimas elecciones, y aunque sus posiciones anti-OTAN y anti-EEUU le han valido críticas tanto de otros candidatos como de la sociedad tras la invasión rusa de Ucrania, en las últimas semanas se ha disparado en las encuestas. Actualmente está en tercera posición, cerca de adelantar a Le Pen y clasificarse para la segunda vuelta. Entre sus medidas estrella están convocar una Asamblea Constituyente para redactar una nueva constitución y proclamar la VI República, bajar la edad para votar a los 16, aumentar el salario mínimo a los 1400 euros netos, fijar los precios de productos de primera necesidad, aumentar los impuestos a los ricos, rebajar la edad de jubilación a los 60, nacionalizar empresas de sectores estratégicos como aerolíneas o autopistas, regular el precio del alquiler, instaurar un servicio ciudadano obligatorio de 9 meses entre los 18 y los 25 años, lanzar un gran plan de salud mental, legalizar la marihuana y la eutanasia, mil millones de euros a la lucha contra la violencia machista, subir un 15% el salario de los profesores, utilizar 100% de energía renovable para 2050, reformar la policía, abandonar la OTAN. adoptar una posición neutral en todo conflicto internacional y renegociar los tratados europeos.

 

  • Éric Zemmour (Reconquista): nació a las afueras de París en el seno de una familia franco-judía procedente de Argelia. Fue rechazado dos veces en la Escuela Nacional de Administración, centro en el que se han formado gran parte de las élites políticas y administrativas del país galo. Tiene una amplia carrera en el mundo del periodismo, siendo colaborador en el diario Le Figaro y tertuliano en programas televisivos y radiofónicos en France 2, CNews y RTL. Ha sido una figura polémica desde hace años, sobre todo en temas relacionados con el Islam, la inmigración y la identidad. En 2021 hubo mucho frenesí social sobre su posible candidatura a las elecciones, con algunas encuestadoras pronosticando incluso su pase a la segunda vuelta. Anunció oficialmente su carrera al Elíseo en noviembre de 2021, y al mes siguiente fundó Reconquista para apoyar su campaña. Sin embargo, desde que hizo oficial su candidatura no ha dejado de bajar en las encuestas. Su admiración hacia Putin tampoco ha ayudado a revertir esa tendencia a la baja en las últimas semanas. Actualmente los sondeos apuntan a un estancamiento en la cuarta posición. Su programa está muy orientado a la identidad, con fuerte medidas antiinmigración. Algunas medidas que defiende son reducir la inmigración a 0, poner fin al reagrupamiento familiar y limitar el derecho al asilo, prohibir las ayudas familiares y a la vivienda a extranjeros no europeos, eliminar el derecho de suelo, deportar a todos los delincuentes y criminales extranjeros, construir un muro en las fronteras de la UE, financiado con fondos europeos, acordar una presunción de legítima defensa para policías y gendarmes en caso de usar sus armas, abandonar la OTAN, instaurar un servicio militar obligatorio, rechazar la ampliación de la UE, firmar un tratado para garantizar que Ucrania nunca entrará en la OTAN, prohibir la construcción de turbinas eólicas, subir la edad de jubilación a los 64 años, reducir las clases de lenguas extranjeras en los colegios para aumentar las de francés y matemáticas, eliminar las ayudas estatales a los padres de menores delincuentes o criminales o prohibir la reproducción asistida cuando no haya un padre.

 

  • Valérie Pecrésse (Los Republicanos): fue consejera de Jacques Chirac y ocupó varias posiciones ministeriales durante el gobierno de Nicolas Sarkozy. Desde 2015 es presidenta de la región de la Isla de Francia. En 2019 abandonó el partido después de sus malos resultados en las elecciones europeas y fundó su propio partido “Libres”, para “recomponer la derecha”. Aún así, se volvió a afiliar a Los Republicanos en 2021 para participar en las primarias del partido. Primarias que ganó para sorpresa de muchos, superando a candidatos favoritos como Xavier Bertrand o Éric Ciotti. Se define a sí misma como “dos tercios Angela Merkel y un tercio Margaret Thatcher”. Perteneciente al ala más derechista del partido, es muy liberal en lo económico y más conservadora en lo social. sobre todo en lo referente al colectivo LGBTQ y la inmigración. Aunque nada más conocerse su candidatura a finales de 2021 las encuestas pronosticaban que podía pasar a la segunda vuelta, desde entonces ha ido bajando progresivamente hasta quedar relegada a una quinta posición. Su programa hace mucho hincapié en la reducción del gasto público y la seguridad. Algunas de sus medidas son eliminar 200000 puestos de funcionarios, poner fin a la jornada laboral de 35 horas y permitir negociar el tiempo de trabajo en cada empresa, retrasar la edad de jubilación a los 65 años, dar prioridad en la vivienda a trabajadores de primera línea (sanitarios, policías, profesores…), permitir tener 200000 euros de herencia sin pagar impuestos (frente  los 100000 actuales), ralentizar la inmigración usando cuotas de acogida votadas anualmente en la Asamblea, poner fin al derecho del suelo automático, reforzar los medios de la policía, aplicar una pena automática de 1 año de prisión por agredir físicamente a un agente, aumentar en 20000 plazas la ocupación de los centros penitenciarios, crear un “banco de jóvenes” par ayudar a financiar sus estudios o crear sus negocios, bajar el IVA del transporte público, los trenes y los autobuses del 10 al 5,5%; reforzar la cooperación comunitaria, rechazar una ampliación de la Unión Europea y añadir 2 horas de francés y una de matemáticas semanales en la educación primaria.
  • Yannick Jadot (Europa Ecología Los Verdes – EELV): Fue activista y director de campañas de Greenpeace Francia entre 2002 y 2008. En 2008 abandonó Greenpeace para ser cabeza de lista de Europa Ecología Los Verdes para las elecciones europeas de 2009, siendo eurodiputado desde entonces. También fue el candidato de EELV en 2017, pero acabó retirando su candidatura para apoyar la del socialista Benoît Hamon. Pretende aprovechar la ola verde que recorre Europa: en las elecciones europeas de 2019 Los Verdes fueron el tercer partido francés más votado (solo por detrás de Agrupación Nacional y La República en Marcha), en las locales de 2020 se impusieron al resto de partidos (llegando al gobierno de ciudades como Lyon, Burdeos o Estrasburgo) y tras las elecciones alemanas del año pasado Los Verdes llegaron a formar parte del nuevo gobierno de coalición. Sin embargo, el sistema de doble vuelta francés hace imposible formar coaliciones, y los sondeos no pronostican que Jadot vaya a superar el 10%. EN su programa defiende, entre otras cosas, abandonar la ganadería industrial, implantar un impuesto a la fortuna climático al 1% más rico, prohibir las conexiones aéreas en las que el destino esté a menos de 4 horas en tren, prohibir los plásticos de un solo uso, abandonar la energía nuclear para dentro de 15 o 20 años, apostar por las energías renovables (especialmente la eólica), construir 700000 viviendas sociales, legalizar la marihuana y la eutanasia, invertir mil millones de euros en la lucha contra la violencia machista, incluir el derecho al aborto en la constitución, reconocer la depresión como enfermedad profesional, crear una policía del medio ambiente, establecer un único mandato de 7 años o prohibir en Europa los productos fruto de la explotación de los uyghures en China.

 

  • Anne Hidalgo (Partido Socialista): nacida en San Fernando (Cádiz), con dos años su familia emigró a Francia y se asentó en Lyon. Fue inspectora de trabajo en París antes de meterse en política. Se afilió al Partido Socialista en 1994 y a finales de los 90 trabajó en algunos ministerios durante el gobierno del primer ministro Lionel Jospin, principalmente en la elaboración de leyes de paridad e igualdad laboral entre hombres y mujeres. En 2001 se convirtió en primer adjunta del alcalde de París, el socialista Bertrand Delanoë, al que acabaría sucediendo. En 2014 se convirtió en la primera mujer en llegar a la alcaldía parisina, y revalidó su mandato en 2020. Su período en el ayuntamiento ha tenido luces y sombras: sus planes de peatonalizar la ciudad y fomentar el uso de la bicicleta y el transporte público han tenido gran aceptación y éxito tanto dentro como fuera de Francia. Sin embargo, los toques de queda, confinamientos y las restricciones al ocio y la hostelería a raíz de la pandemia de COVID le han valido una bajada en las encuestas de opinión. Además el Partido Socialista no parte en buena posición. Su último presidente, François Hollande, tuvo un quinquenio muy impopular y es considerado por muchos como “el peor presidente de la V República”. En las elecciones de 2017 el candidato socialista Benoît Hamon terminó en quinta posición, siendo la primera vez que su partido no pasaba a la segunda vuelta y perdiendo 8 millones de votos en el proceso. Algunas de las propuestas estrella de Hidalgo son aumentar el salario mínimo en 200 euros mensuales, aumentar el salario de los profesores, implantar enseñanzas más inclusivas, fijar la edad de jubilación en los 62 años, asegurar la sanidad para todos con la salud mental en el centro, bajar la edad para votar a los 16 años, asegurar la igualdad salarial y luchar contra la violencia machista.

 

  • Fabien Roussel (Partido Comunista de Francia): procede de una familia de activistas y militantes comunistas. Uno de sus tatarabuelos paternos fue un refugiado español que murió tras ser internado en el campo de Vernet. Entró en contacto con las juventudes comunistas cuando estaba en el instituto para denunciar el apartheid en Sudáfrica y pedir la liberación de Nelson Mandela. Periodista de formación, ha trabajado en el diario L´Humanité (al igual que su padre) y en France Télévisions. En 2014 fue elegido concejal de cultura y festividades en Saint-Amand-les-Eaux. En 2017 se convirtió en diputado de la Asamblea Nacional, y al año siguiente fue elegido Secretario Nacional del PCF. Es la primera vez que el Partido Comunista presenta candidato desde 2007: en las elecciones de 2012 y 2017 el PCF apoyó la candidatura de Jean-Luc Mélenchon. A pesar de ser de izquierdas, rompe con postulados ideológicos respecto a temas como la policía o la energía nuclear. Algunas de sus propuestas son instaurar la semana laboral de 32 horas, aumentar un 30% el sueldo de todos los funcionarios, fijar las pensiones por jubilación mínima al salario mínimo, generalizar las comidas a 1 euro en los comedores escolares, priorizando los productos locales y ecológicos, reducir los impuestos a los productos de primera necesidad en los territorios de ultramar, aumentar el presupuesto de Educación, crear un ingreso para estudiantes de 850 euros al mes, reembolsar los procedimientos de reasignación de género a las personas trans, construir entre 6 y 8 reactores nucleares de nueva generación además de desarrollar las renovables, crear una infracción específica para la violencia contra la policía, crear una policía nacional de cercanía para “reconquistar ciertos barrios abandonados por el Estado”, abandonar la OTAN y poner fin a las operaciones militares francesas en el extranjero o dotar de más poder a la Asamblea Nacional.

 

  • Nathalie Arthoud (Lucha Obrera): profesora de economía y administración en un lycée de Sena-Saint Denis, en los suburbios de París, y es portavoz de Lucha Obrera desde 2008. También fue concejala de Juventud en Vaulx-en-Velin entre 2008 y 2014. Milita en el partido trotskista desde los 18 años y ha sido candidata suya en varias elecciones, como las presidenciales de 2012 y 2017 o las europeas de 2019. Entre su programa se incluye abandonar el capitalismo, devolver el poder a los trabajadores (por ejemplo, el control de las empresas y los medios de producción), eliminar el IVA, aumentar el salario mínimo a 2000 euros, alcanzar una tasa de desempleo del 0%, que el Estado financie (total o parcialmente) los carnets de conducir para los más desfavorecidos, crear los “Estados Unidos socialistas de Europa” y hacer desaparecer las fronteras de los estados europeos, acoger a todos los refugiados y migrantes y ofrecerles libertad de movimiento y asentamiento en todo el territorio francés, no enviar armas a Ucrania y dar un no alineamiento de Francia en el conflicto Rusia-Ucrania, no organizar los Juego Olímpicos de 2024 en París, crear soluciones habitacionales de emergencia para mujeres víctimas de violencia de género, alargar la duración de la baja por paternidad para igualarla a la baja por maternidad o permitir a los ciudadanos destituir a cualquier cargo electo en cualquier momento (incluido el Presidente de la República).

 

  • Phillippe Poutou (Nuevo Partido Anticapitalista): fue trabajador y sindicalista de la CGT en una fábrica de Ford hasta su cierre en 2019. Desde 2020 es consejero municipal en el ayuntamiento de Burdeos. Es defensor del movimiento de los chalecos amarillos, llegando incluso a participar en sus manifestaciones. Se presentó como candidato en las elecciones de 2012 y 2017. Entre sus medidas propuestas se incluyen abandonar el capitalismo, hacer que el Estado retome el control de sectores clave de la economía como la banca, el transporte o los medios de comunicación, una jornada laboral de 28 horas y 4 días semanales sin reducción salarial, una sexta semana de vacaciones pagadas, requisar todas las viviendas desocupadas para acoger a los sintecho, transporte público gratuito para todos, desmantelar los grupos petrolíferos, poner fin a la ganadería intensiva, abrir la puerta a todos los migrantes que quieran ir a Francia, regularizar a todos los sin papeles, renegociar los tratados europeos para llegar a “una Europa de los trabajadores y de los pueblos”, destruir las armas nucleares francesas, desarmar a la policía en contacto con la población, abolir el Senado y el papel del Presidente de la República o reembolsar el 100% de los procedimientos de transición a todas las personas trans.

 

  • Nicolas Dupont-Aignan (La Francia en Pie): fue alcalde de Yerres, a las afueras de París, durante 22 años. Además es miembro de la Asamblea Nacional desde 1997. Afiliado anteriormente al UMP (actual Los Republicanos), en 2007 abandonó el partido debido a discrepancias con el entonces líder del partido Nicolás Sarkozy, y decidió fundar su propio partido: La Francia en Pie. Se define a sí mismo como gaullista, euroescéptico y antiglobalista. Fue candidato en 2012 y en 2017. En las anteriores elecciones apoyó a Marine Le Pen en la segunda vuelta y de haber ganado habría sido su primer ministro. Desde entonces la relación entre ambas formaciones se ha tensado, aunque siguen compartiendo varias posiciones. Su programa incluye medidas como crear un contrato de trabajo para los jóvenes y los parados de larga duración (pagando una cantidad de dinero a cambio de una actividad de interés general a media jornada), un plan de inversión para los territorios de ultramar destinados al agua, a los colegios y a los hospitales; luchar contra los desiertos médicos abriendo un nuevo centro de salud por departamento, abrir una cárcel en las Islas Kerguelen (Territorios Australes y Antárticos Franceses) para los condenados por terrorismo, instaurar penas mínimas automáticas en caso de reincidencia, reestablecer los controles fronterizos en Francia, que la universidad completamente gratuita, cambiar a un único mandato presidencial de 7 años, no renovable y con la posibilidad de destituir al presidente a mitad de mandato o negarse a ampliar la UE.

 

  • Jean Lasalle (¡Resistir!): procedente de una familia de pastores, se convirtió en técnico agrícola especializado en hidráulica y fue alcalde de su comuna natal de Lourdios-Ichère, en los Pirineos franceses, durante 40 años. También es miembro de la Asamblea Nacional desde 2002. Se presentó como candidato en las elecciones presidenciales de 2017 y fundó Resistir como plataforma para apoyar su candidatura. Resistir es un movimiento ruralista y pro campo que podría relacionarse con la plataforma de la España Vaciada. En 2018 acudió a la Asamblea llevando un chaleco amarillo, con el fin de mostrar su solidaridad con las protestas de los chalecos amarillos. Algunas de sus propuestas más notables son reducir el IVA de los carburantes al 5,5%, defender la caza y la pesca, redistribuir las ayudas de la PAC a favor de explotaciones que “respetan su tierra y su ganado”, crear un “ticket agrícola” para adquirir productos locales y regionales, fortalecer los vínculos con los territorios de ultramar, crear un nuevo cuerpo de seguridad dedicado a la ciberdefensa, asegurar un techo a todos los sintecho o acordar una autonomía para Córcega.

NO COMMENTS

Deja un comentarioCancelar respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Salir de la versión móvil