Redacción 13 noviembre, 2019
evitar

La sociedad actual marca el ritmo que se debe seguir, un ritmo frenético al que, en mayor o menor medida, todas las personas parecen haberse acostumbrado. Los días comienzan antes del amanecer, una ducha para despejarse, un desayuno fugaz y corriendo al trabajo para no llegar tarde, y tras la jornada laboral y sin haber visto apenas el sol, se regresa a casa y vuelta a empezar, la rueda no deja de girar. Sin embargo, a veces sucede algo inesperado, aunque mucho más común de lo que la mayoría cree, que se puede evitar. Al abrir un grifo, usar la ducha o el retrete el agua no corre.

¡Horror! Pero, ¿qué es lo que está pasando? “Los atascos en tuberías son mucho más habituales de lo que la mayoría de personas cree, de hecho, un alto porcentaje de los hogares españoles han sufrido al menos uno alguna vez. Sin embargo, resulta curioso comprobar lo sorprendidos que se muestran los usuarios al conocer la causa de la obstrucción, que salvo en casos muy excepcionales que se deben a una mala instalación, es debida a las malas prácticas de los usuarios” comentan desde Anulaciones Sépticas Mungia.

Así que, según lo anterior, la mayoría de atascos y obstrucciones de tuberías en los hogares españoles son debidas prácticas usuales que la mayoría dan por buenas y que sin embargo resultan ser más dañinas de lo que a priori puedan parecer. Los profesionales de Anulaciones Sépticas Mugia comentan a continuación algunas de las principales causas de estos atascos en los hogares, así como sencillos consejos para evitar estas.

Los atascos en fregaderos son de los más comunes y se deben fundamentalmente a que los platos y demás utensilios de cocina son depositados cuando todavía contienen pequeños restos orgánicos que se van colando por el desagüe y acabarán formando un tapón que producirá el atasco. El consejo es obvio, eliminar todos estos restos orgánicos antes de depositar los utensilios en el fregadero. La manera más efectiva de hacerlo es limpiarlos con papel de cocina o servilletas de papel, con lo que se conseguirá arrastrar cualquier tipo de resto.

Las duchas y bañeras son otro clásico en esto de los atascos, y es que la mayoría de personas no es consciente de la cantidad de pelo que pierden diariamente, por lo que día tras día se va acumulando y acaba por producirse el atasco. El consejo, retirar el cabello acumulado en el desagüe todos los días.

En los retretes los atascos suelen producirse por la acumulación de toallitas, tampones, algodones y otro tipo de cosas que algunos usuarios desechan constantemente por el retrete. Disponer de una papelera en el baño puede ser la mejor de las soluciones para evitar estos incómodos atascos.

Otras causas frecuentes de atascos vienen determinadas por el uso de detergentes en polvo en lugar de detergentes líquidos, o por la mala costumbre que muchos usuarios tienen de deshacerse de aceites y algunos productos químicos usando los desagües de su hogar, cuando tendrían que depositarlos en un punto limpio, no solo por su bien, sino también por el del planeta.

Evitar las sorpresas desagradables es sencillo si se siguen estos pequeños consejos.

¿Nos sigues?

InfoDiario es un proyecto periodístico liderado por jóvenes estudiantes de Periodismo.

Pulsa aquí para darnos Me gusta en Facebook.

Síguenos en Twitter pulsando aquí

Para Instagram, pulsa aquí

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies