Redacción 12 enero, 2019

Pese a que muchos piensan que al hacer la compra hay que buscar el ahorro y conseguir mejores precios no solo en productos del día a día sino también para las grandes ocasiones, la tendencia dice lo contrario.

Puede que se ahorre en algunos, pero en otros los productos gourmet ganan por goleada, de ahí que, como explican también desde el Gourmet Asturiano Santina, “todas las grandes superficies y supermercados cada vez apuesten más por meter en los lineales algunos productos con denominaciones de origen y con la catalogación gourmet para placer de sus clientes. España goza de una gastronomía territorial tan rica que descartar esos productos es el mayor de los errores”.

El norte de la Península tiene no solo tradición sino reputación suficiente como para que se haya desarrollado un tipo de turismo gastronómico que ya no solo atrae a los viajeros nacionales, sino que, fuera de las fronteras, sirve de reclamo para viajar a localidades dentro del área cantábrica.

Desde las clásicas legumbres, capitaneadas por las Fabes asturianas y los garbanzos del clásico cocido montañés, pasando por los embutidos, donde los quesos tienen un papel protagonista con el cabrales o el Gamoneu recién llegado de quesería y sin olvidar las conservas recién llegadas del mar, los sentidos se convierten en los verdaderos protagonistas de las experiencias gastronómicas que, más allá de los bares, pueden acabar llevándose a casa.

“Cada vez tenemos mayor demanda de productos de la tierra. El hecho de que se valore el producto local, trabajado desde la tradición más ancestral, está de nuevo dando alas a nuevos productores que quieren que el sabor del norte pase a ser internacional. Y cada vez lo es más. Desde las conservas hasta los dulces o incluso la carne, todo habla de nuestra cultura, de lo que somos, de nuestra tradición e historia. Y eso es lo que otros llaman gourmet. El lujo de poder consumir productos que garantizan la calidad de sus procesos de elaboración y su sabor” explican desde Gourmet Asturiano Santina.

Sin duda, España hay que saborearla. Y si se empieza por el norte, siempre es un acierto.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies