Home ECONOMÍA ¿Qué se sigue demandando en el Día Mundial de la Igualdad Salarial?

¿Qué se sigue demandando en el Día Mundial de la Igualdad Salarial?

0
Vector de Dinero creado por syarifahbrit - www.freepik.es

La brecha de género es una de las extensas reivindicaciones feministas. En igualdad de condiciones, muchas profesiones pagan de manera desigual a hombres y mujeres. El Día Mundial de la Igualdad Salarial quiere servir al feminismo para concienciar sobre la brecha salarial de género.

Las mujeres en la Unión Europea ganan de media un 16,4% menos que los hombres por hora. Para que una mujer europea gane el mismo salario anual medio que un hombre, debe trabajar 53 días más. Lo que significa que una mujer tiene que trabajar hasta el día 22 de febrero para igualar el salario de los hombres.

La brecha salarial no es igual en toda Europa, ya que en países como Eslovenia, Malta, Polonia, Italia, Luxemburgo o Rumanía es inferior al 10%. Mientras que en Hungría, República Checa, Alemania, Austria o España es superior al 20% en promedio.

Esto existe pese a que las mujeres obtienen mejores resultados académicos que los hombres en colegios y universidades. En 2012, las mujeres universitarias que habían conseguido terminar sus grados fue del 60%, sin embargo solo representan un 30% de los puestos de dirección en las empresas.

¿Por qué es necesario el Día Mundial de la Igualdad Salarial?

En España, las mujeres representan el 57,7% del total de desempleados y el 74,1% de las personas que trabajan a tiempo parcial son mujeres. Esta desigualdad es estructural y está respaldada por un sistema que inconscientemente anima a las mujeres a buscar trabajos menos remunerados.

El caso de discriminación más directa es en el que hombres y mujeres cobran diferente por el mismo trabajo. Según el Instituto de la Mujer, la brecha salarial es del 23% a nivel mundial. Pese a ser una práctica prohibida en la legislación europea y occidental, sigue ocurriendo a menudo.

También existe una discriminación indirecta y sociológica, en la que las mujeres tienden a adoptar trabajos de menos horas. Ellas siguen siendo las que se ocupan de los trabajos domésticos, lo que hace que demanden menos horas o trabajos que exijan menor entrega. De hecho, los sectores en los que las mujeres predominan, como el sector sanitario en el que suponen el 80% del total, son los que tienen salarios más bajos.

Los puestos de liderazgo son los que más les cuesta llegar a las mujeres. Tan solo un tercio de científicos e ingenieros en Europa son mujeres, y el 17,8% de puestos directivos en empresas europeas que cotizan en bolsa están representadas por mujeres.

¿Qué está haciendo la UE para evitarlo?

Aunque el número de mujeres directivas ha crecido en los últimos años, todavía se hace necesario una normativa al respecto. Las empresas no tienen una gran implicación en este tema y es necesaria la intervención de entidades intergubernamentales para frenar el techo de cristal.

El compromiso de la UE con la brecha salarial se remonta al Tratado de Roma de 1957. Desde entonces la zona comunitaria tiene una base jurídica con el Tratado de Lisboa, además de tener como objetivo cambiar los roles de género desde la educación temprana.

La UE ha dictaminado numerosas directivas como El Pacto Europeo por la Igualdad de Género aprobado por los líderes de la UE en 2011, o la Directiva sobre igualdad de retribución a igual valor del trabajo. Así como la ratificación de la Carta de Derechos Fundamentales de la UE.

¿Nos ayudas a hacer periodismo?

InfoDiario es un proyecto periodístico liderado por jóvenes estudiantes de Periodismo. Aunque no lo creas, nos ayudas a crecer. Síguenos (si no es mucho pedir) en FacebookTwitter y/o  Instagram. Hacemos periodismo

 

NO COMMENTS

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Salir de la versión móvil