Javier García Muñoz 22 mayo, 2019

En el año 2011, HBO estrenaba en las televisiones la serie Juego de Tronos, que se basa en los libros de George R.R. Martin. La madrugada del día 20 de mayo de 2019 esta serie finalizaba con el estreno de The Iron Throne. Game of Thrones ha conseguido atraer a una buena cantidad de espectadores de forma mundial. Ha sido una de las series más seguidas de la historia junto con Breaking Bad. Gente que no es amante del cine ni de la TV, se ha quedado madrugadas despierto viendo esta serie.

Una serie que habla de una época pasada pero con temas actuales y que, sobre todo en las primeras temporadas, no había tabús en escena. Secuencias con sexo explícito, asesinatos en primeros planos, y torturas en cuadro. Una obra que en varios episodios han tocado la epicidad. A base de «deus ex machina» pero muy bien usados como en «La Batalla de los Bastardos», uno de los mejores episodios de la serie.

Los personajes han finalizado sus tramas de acuerdo al arco que se nos ha presentado durante toda la serie. Se ha descrito perfectamente el juego que se debe realizar para llegar al trono de hierro.

Se ha visto un desarrollo continuo en todos los departamentos que participan en la serie. Estas últimas temporadas han mejorado de una manera extraordinaria el departamento de fotografía. Esta mejora se nota en la ya mencionada «Batalla de los Bastardos», en «Las Campanas o en «Más allá del muro». La diferencia entre los primeros capítulos de la serie y los últimos es significativa.

HBO ha puesto a los mejores en la realización de esta TV serie. Entonces, ¿por qué tanta crispación?.

Bueno, esto pasa siempre con las grandes superproducciones. «Fans» de la serie que consideran estar por encima de la producción por ser un gran seguidor. El cine es un producto por el que pagas (por desgracia esto a veces no se cumple) en su salida. Pero en este caso, la gente se adelanta a la salida del producto, comentando qué DEBERÍA pasar. Cuando esto no se cumple, es ahí cuando se inicia el enfado. El final de Juego de Tronos reúne a todos los personajes para que se finalicen todas las tramas y que se cumpla el objetivo pretendido desde el primer capítulo, la paz. La gente no está de acuerdo con el arco de sus personajes favoritos porque «se vuelven malos» u odian a otros personajes «porque no hacen nada». Es una serie, no Gran Hermano. Los personajes llevan un desarrollo de actitudes desde el primer capítulo y todo está argumentado. Nadie se ha inventado nada en los dos últimos capítulos.

Y es que ha existido una continua contradicción del espectador durante la serie: antes «solo era sexo y muerte», ahora «falta sexo y muerte»; antes había mucho relleno y ahora hay mucha elipsis. Sin sentido.

¿La única pata que cojea en sentido argumental? El rey de la noche. La descripción de este personaje ha sido insuficiente. No sabemos ni por qué va para Poniente. ¿Para la noche eterna? Eso se lo cuelas a otro. Los malos que hacen el mal porque eso, son malos, se quedaron atrás con los superhéroes de los 90s.

Los gazapos, los efectos visuales un poco regulares, la oscuridad del episodio de «La Larga Noche» por un tema de comprensión del archivo, fallos en los efectos visuales, la metralleta de flechas para dragones y el veneno de Hollywood (Arya apareciendo y desapareciendo cuando le place) han sido una de las razones para que esta temporada no fuese de sobresaliente.

Para finalizar, creo que se debería valorar el esfuerzo de miles de personas para sacar adelante esta serie durante ocho años. Si no te ha gustado, di tu opinión y sino pues también. Pero a partir de ahí, te callas y te vas a hacer otra cosa.

 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies