Inicio DEPORTES Joan Capdevilla, el gran olvidado

Joan Capdevilla, el gran olvidado

0
Joan Capdevilla
Joan Capdevilla juega con el Santa Coloma

Cualquier español recuerda al detalle el Mundial 2010 de Sudáfrica en el que la Selección Española consiguió proclamarse campeona del mundo por primera vez en su historia. Si hacemos memoria, todos nos acordamos de Iniesta, Casillas, Puyol, Ramos, Piqué… pero el lateral izquierdo de esa selección estaba ocupado por un jugador que, sin hacer tanto ruido, consiguió disputar todos los minutos de aquel mundial, Joan Capdevilla. 

Originario de Tárrega (Lérida), fue en el club del municipio donde tuvo su salto a profesional. Sus grandes actuaciones le permitieron fichar por el Espanyol, con el que debutaría en Primera en el año 1998.

Su gran estado de forma y su espíritu combativo le llevaron a equipos como el Atlético de Madrid, equipo del que se marchó tras el descenso y el Deportivo de la Coruña, que por aquel entonces vivía el mejor momento de su historia.

Joan Capdevilla
Capdevilla quita el balón a Messi

A la selección por méritos propios

Su carrera continuó creciendo y cuando terminó su contrato con el Depor, se marchó al Villarreal. En ese momento, Luis Aragonés puso el ojo en el lateral catalán. Joan Capdevilla respondió a la llamada del seleccionador con trabajo y esfuerzo, lo que le convirtieron en el lateral izquierdo titular en la Eurocopa 2008, en la que España salió como campeona.

Con la llegada de Vicente del Bosque al banquillo de ‘La Roja’, el equipo no tuvo mucha modificación, y Capdevilla pudo mantener su puesto en el Mundial, aunque para él era algo impensable, como comentó en Informe Robinson años después: “No me creo que esté aquí ahora mismo. Es imposible que un tío como yo esté jugando la final del Mundial”. 

Abandonó el Villarreal y probó en varios equipos. Benfica, una vuelta a casa con el Espanyol, el fútbol indio y finalmente, Bélgica, donde sufrió una grave lesión que parecía el fin de su carrera.

No obstante, su espíritu de lucha seguía intacto y jugó una última temporada en el fútbol andorrano. El Santa Coloma fue su último equipo, con el que llegó a disputar una fase previa de Champions. 

Capdevilla nunca se tuvo como uno de los mejores, así lo muestra con el nombre de su autobiografía Los malos también juegan. Sin embargo, todos los entrenadores le querían en su equipo, y si le tenían, le querían de titular. Nunca estuvo en uno de los grandes, solo con el Deportivo pudo luchar por llegar lejos en la Champions, pero en la selección era uno de los imprescindibles.

Ayúdanos a hacer periodismo

InfoDiario es un proyecto periodístico liderado por jóvenes estudiantes de Periodismo. Aunque no lo creas, nos ayudas a crecer. Síguenos (si no es mucho pedir) en FacebookTwitter y/o  Instagram. Hacemos periodismo.

 

Artículo anteriorAsí ha sido la evolución del Parlament de Cataluña
Artículo siguienteHormiguea gana contrato publicitario de 20 millones de euros para cuatro programas de TV

Deja un comentario