Juan Diego Pérez Gómez 11 septiembre, 2018

El piloto finlandés abandona la escudería que le hizo campeón del mundo para volver a retirarse a aquella que le vio nacer. En cambio, el joven monegasco da un salto de nivel considerable al fichar por el equipo italiano

Uno por otro. Kimi Raikkonen vuelve a la casa que le dio el salto a la Fórmula 1, Sauber, para así retirarse en dicha escudería si todo sale como el piloto pretende. Por su parte, el joven Charles Leclerc, de 20 años, ocupará el sitio que el finlandés ha dejado libre al lado de Sebastian Vettel en Ferrari, en principio, por una temporada. Sin duda, un movimiento que da mucho de qué hablar en el box.

Este acontecimiento era esperado, pero solo a medias. La salida de Raikkonen de la escudería italiana era un secreto a voces, aunque ha chocado un poco que su nuevo destino sea Sauber, un equipo que aprovechan los más jóvenes para coger experiencia, como es el caso del monegasco Leclerc, y donde el hasta ahora último campeón de Ferrari no optará a nada. Además, no está todo el entorno de Maranello contento con esta decisión, comenzando por el jefe de equipo Maurizio Arrivabene.

Kimi Raikkonen cierra así el círculo que todavía labra en la Fórmula 1. Nació en Sauber en el año 2001, mismo año que Alonso debutaba con Minardi. Un año más tarde fichó por McClaren Mercedes, donde obtuvo su primera victoria y dos subcampeonatos hasta 2007, cuando llegó a su primera etapa en Ferrari y con ella su primer y único campeonato del mundo, siendo hasta ahora el último campeón de la escudería italiana.  Tras competir en Rally y NASCAR entre 2009 y 2012 volvió a la Fórmula 1 de mano de Lotus Renault y cuajó un gran año. En 2014 volvió a Ferrari donde no tuvo un gran comienzo y, a pesar de mejorar con el tiempo y volver a conseguir una pole position 9 años después, nunca destacó lo suficiente. Ahora vuelve a Sauber con la intención de retirarse tras dos años más de competición.

Por su parte, Vettel es uno de los principales afectados por esta jugada. Le quitan de su lado a posiblemente el mejor compañero de equipo que hay en parrilla, y le adjudican a un joven con ganas de comerse el mundo. Tras su debut en la máxima categoría, Leclerc es una promesa a punto de cumplirse, viene pisando muy fuerte y tiene capacidad de sobra para poner en apuros a su nuevo compañero de equipo, más aún si el alemán no consigue hacer frente a Lewis Hamilton y ganar el que sería su quinto campeonato del mundo, que no consigue desde 2013.

Lo cierto es que Ferrari empareja a uno de los mejores pilotos de la parrilla [Vettel] y al potencial mejor piloto [Leclerc]. A eso se le suma la previsión existente de un coche mejorado para 2019 y 2020 y lo que puede salir de este traspaso es un gran avance para el equipo itliano, al que sería muy difícil disputarle el mundial de constructores el próximo año.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies