Redacción 31 mayo, 2019

La mayoría de personas creen estar a salvo. Creen que las plagas son algo que nunca les afectarán y que son exclusivas de aquellos lugares en los que la falta de limpieza es la tónica habitual. Sin embargo, y a pesar de que las plagas encuentran un hábitat más adecuado allí donde la suciedad es mayor, los lugares limpios no las repelen, ni muchos menos. Desde Desinfecciones Unión, como expertos en la materia, comentan que “uno de los principales factores que influyen en la aparición de las plagas en las viviendas es la humedad. No obstante, lo anterior no impide que las plagas sean especialmente activas durante el período estival”.

Y es que, a pesar de que para la mayoría las plagas son incómodas para la vista, el verdadero peligro radica en que pueden llegar a causar enfermedades a cualquiera morador de la vivienda en la que se produzca, ya sea persona o animal.

La aparición de plagas depende de múltiples factores, entre los principales se encuentran la falta de limpieza y la ventilación inadecuada, motivo por el cual suelen aparecer las indeseadas humedades que son el caldo de cultivo perfecto para la aparición de la mayoría de las plagas” indican desde Desinfecciones Unión.

Sin embargo, en la aparición de plagas también pueden influir otros factores como el inadecuado aislamiento de puertas y ventanas, algo que adquiere una mayor relevancia en las zonas rurales.

Pero, además, y a pesar de que la mayoría no ven ningún peligro en tener una mascota, no se debe olvidar que pueden ser portadoras, por lo que cumplir con el calendario de vacunación se convierte en una obligación que beneficiará a todos.

“Entre las plagas más comunes se encuentran las de hormigas y mosquitos, pero cada vez son más frecuentes las relacionadas con ácaros, polillas, cucarachas, garrapatas, pulgas, roedores y algunos otros cuyo principal peligro radica en que pueden causar enfermedades con sus gérmenes y bacterias”.

En cualquier caso, y para intentar mantener las incómodas plagas a raya es importante seguir una serie de sencillos consejos que se enumeran a continuación:

  • Sellar puertas, ventanas y cualquier otro posible punto de acceso adecuadamente.
  • Evitar la acumulación de basura y realizar limpiezas frecuentes para evitar la acumulación de suciedad.
  • Evitar la humedad.
  • Mantener los alimentos fuera del alcance de los posibles visitantes.

Lo más habitual es que las plagas comiencen poco a poco, sin embargo, es posible que para cuando los inquilinos sean conscientes de que están ante una posible plaga, ésta ya esté mucho más extendida de lo que sus ojos pueden llegar a percibir y sus mentes llegar a creer, por lo que, lo más inteligente, es que, ante la mínima sospecha se acuda a profesionales, siendo ésta, probablemente la única manera de asegurarse que la plaga será eliminada y extinguida adecuadamente.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies