Brian Bujalance 25 julio, 2019
Como era previsible, Pedro Sánchez, no ha obtenido la confianza de los diputados en la segunda votación del debate de investidura.

Pedro Sánchez (PSOE) sabía que las cosas no iban a ser fáciles en la segunda votación del debate de investidura. Las negociaciones con Unidas Podemos habían concluido finalmente sin acuerdo alguno. A última instancia y en pleno debate, Iglesias ha propuesto renunciar «al ministerio de trabajo si nos ceden las políticas activas de empleo», aunque finalmente la fuerza de izquierdas se ha abstenido. Sánchez no ha conseguido mayoría simple para investirse como presidente del Gobierno. Ha obtenido los mismos síes (124), 67 abstenciones y 155 noes.

El candidato a la investidura ha comenzado su intervención lamentando mucho constatar que persiste el bloqueo parlamentario. A las fuerzas de PP y Ciudadanos, como él llama fuerzas «constitucionalistas», ha criticado que «lo único que querían era un pretexto para poder acusarnos durante los próximos cuatro años de pactar con independentistas». Pedro Sánchez ha mostrado su malestar al no haber conseguido el apoyo de las fuerzas de izquierdas, pues entre estas «la investidura debería estar garantizada desde el principio. El acuerdo sin embargo no ha sido posible, y lo lamento profundamente». A su socio preferente, Unidas Podemos, ha contestado que «nunca hubo problemas de programa que impidieran el acuerdo» pero que, como dijo Iglesias, la cuestión eran los ministerios. «Iglesias fue rechazando, una a una, todas nuestras propuestas para un gobierno de coalición», ha recalcado Sánchez.

Mientras tanto, en sus intervenciones, los líderes del Partido Popular, Pablo Casado, y de Ciudadanos, Albert Rivera, han expresado como hicieron el primer día debate su no rotundo a la investidura de Sánchez. Casado ha concluido con que «Nosotros solo nos debemos a España, y su gobierno, sería una amenaza para su futuro» y Rivera, por su parte, ha manifestado a Sánchez que «España no se merece un presidente como usted. Han tratado España como si fuera un botín a repartirse». El líder de Vox, Santiago Abascal, ha criticado del debate de Investidura que comenzó el lunes. «Ustedes no discuten de política, solo riñen por poltronas, bicocas y despachos. Ni venceréis ni convenceréis», ha dicho Abascal.

El socio preferente del PSOE para lograr un gobierno de coalición, Unidas Podemos, ha criticado a través de su líder Iglesias que «han editado nuestro documento para cambiar ‘propuesta’ por ‘exigencias’. Solo pedimos competencias, no sillones». Más tarde, y tras una dura crítica a los socialistas, ha propuesto renunciar al ministerio de Trabajo a cambio de los políticas activas de empleo.

Gabriel Rufián, durante su intervención, se ha lamentado profundamente por no lograr un gobierno de izquierdas. «Señor Sánchez, se arrepentirá de haber preferido la abstención de Casado y Rivera a Iglesias en un ministerio. Iglesias, se arrepentirá de haber dejado pasar esta oportunidad». El portavoz de ERC ha criticado a Podemos por exigir tantos ministerios cuando solo llevan cuatro años y finalmente ha dicho que su formación se abstendrá. Ha pedido no dejar pasar esta oportunidad. Cuando ha concluido, se ha acercado a Iglesias y Sánchez para ofrecerle un regalo del político preso Oriol Junqueras; un libro que ha escrito en la cárcel.

El portavoz del PNV, Aitor Esteban, se ha mostrado crítico y decepcionado al no haberse conseguido un gobierno de izquierdas y por esa razón se va a abstener su formación. «Me confieso decepcionado», ha dicho. «El cielo se conquista de nube en nube. Pensar en ministerios con implicaciones en ámbito económico, sinceramente no es real», le ha comentado a Iglesias. Esteban tiene esperanzas en no llegar a elecciones en noviembre y que entre agosto y septiembre se forme el gobierno.

Ana Oramas, portavoz de Coalición Canaria, ha comunicado el no a que Sánchez sea investido pero que su formación está dispuesta a negociar. «Hay que hablar de gobernabilidad y de país», ha dicho. El único diputado de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, le ha pedido a Sánchez en nombre de los valencianos «un poco de respeto, como decía la canción de Aretha Franklin». Carlos García Anadero, por Navarra Suma ha criticado a Sánchez que le pidiera a «Casado y a Rivera que le apoyasen para no depender de los independentistas, pero en Navarra pacta con EH Bildu», por lo que sus dos votos han sido un no también. Junts per Catalunya ha vuelto a manifestar su no en la investidura y EH Bildu se ha abstenido. El diputado Partido Regionalista de Cantabria ha sido el único en apoyar a Pedro Sánchez pues «nada ha cambiado».

 

¿Quieres estar al tanto de las noticias políticas que se publican en InfoDiario? Somos un proyecto liderado por jóvenes y nos ayudas a crecer.

Pulsa aquí para seguirnos en facebook.

Para instagram, pulsa aquí

Síguenos en twitter pulsando aquí

 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies