Home SOCIEDAD Manuel Hernández: el estigma de los cerrajeros 24 horas

Manuel Hernández: el estigma de los cerrajeros 24 horas

0
cerrajeros 24 horas

Si bien hay servicios profesionales que el público normalmente puede prever cuándo necesitará o, en todo caso, esperar un poco en lugar de tener que salir de urgencia a buscar una solución, con los cerrajeros pasa todo lo contrario: casi siempre se recurre a ellos cuando se produce una emergencia.

Esto lleva a una serie de situaciones que, más allá del resultado final del problema que pueda estar sufriendo el cliente, deja a éste con la sensación de que le han cobrado más de lo que debieron.

A final de cuentas, son repetidos los casos en los que los cerrajeros 24 horas se aprovechan de la desesperación de quienes solicitan su presencia, cobrando por trabajos sencillos lo mismo que, dentro de los horarios habituales, cobran por una labor más compleja.

Es así que se produce esto que denominamos el estigma de los cerrajeros 24 horas, una especie de fobia que ha comenzado a extenderse entre todos aquellos que descubren, con desagradable sorpresa, que alguna de las llaves de su casa, oficina o local comercial no funciona.

Y aunque siempre existen honrosas excepciones como las de www.mhcerrajeros.com, tampoco debemos perder de vista que los buenos cerrajeros terminan sufriendo en carne propia la avaricia de sus colegas, encontrándose con clientes que se comunican con ellos con cierta desconfianza y hasta reticencia a creer en lo que les dicen, lo que complica aún más las cosas.

Así, los profesionales que actúan caballerosamente, como Manuel Hernández, tienen que convencer en más de una ocasión al público acerca de cuáles son los pasos a seguir para solucionar el inconveniente que se les plantea, y los costes que tiene tal o cual procedimiento.

Lamentablemente, no faltan casos en los que, ante la incredulidad de los clientes por algún arreglo anterior similar, debe remarcar que el coste de abrir una puerta no es de 500 ni de 1000 euros y que, si alguien en el pasado les cobró eso, simplemente sacó provecho de su momento de vulnerabilidad, dejando mal parados todos los cerrajeros. También a los correctos.

De hecho, profesionales como éste desarrollan una metodología orientada a la satisfacción del cliente, al pleno conocimiento de cuáles son las condiciones bajo las que se llevará adelante su trabajo, incluyendo un presupuesto por adelantado, para que el propietario evalúe su conformidad.

Por otro lado, esto además permite que el cliente pueda comparar entre dos o más presupuestos, considerando así cuál es el que más se ajusta a su bolsillo.

A su vez, un cerrajero profesional debería contar con el apoyo, en este caso la acreditación, de una sociedad que respalde su accionar, que dé cuenta de una formación específica, y de la adopción de las últimas herramientas que han surgido en la industria y que optimizan sus tiempos y tareas.

Y por último, pero no menor, un cerrajero que se precia de tal siempre es transparente con el valor de los insumos que utiliza, de los componentes de una cerradura o los costes de una llave, evitando suspicacias que lleven a la posibilidad de una inflación de estos precios para su beneficio.

¿Nos ayudas a hacer periodismo?

InfoDiario es un proyecto periodístico liderado por jóvenes estudiantes de Periodismo. Aunque no lo creas, nos ayudas a crecer. Síguenos (si no es mucho pedir) en Facebook, Twitter y/o  Instagram. Hacemos periodismo

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies