Ignacio García Aguilar 22 junio, 2019
Grandes músicos demandan a Universal Music por haber perdido sus grabaciones en un incendio de 2008

Los abogados de Soundgarden, Hole, Steve Earle y las familias y herederos de Tom Petty y Tupac Shakur han presentado este viernes una demanda colectiva en Los Ángeles contra Universal Music por negligencia en la custodia de los másteres (grabación original de la que se copian el resto de ejemplares). Los demandantes también acusan a la compañía de mentir y ocultar a los afectados las consecuencias reales del incendio de 2008 en una de sus naves. Los artistas piden una indemnización de 100 millones de dólares en daños.

Además, han informado que la demanda está abierta a todo aquel que crea haberse visto perjudicado por el suceso. Esta lista de perjudicados es inmensa y las consecuencias son incalculables en términos artísticos. Toda la historia de la música se vio afectada por la tragedia. Por nombrar algún artista, se perdieron todas las grabaciones de Buddy Holly, la mayoría de John Coltrane y se vieron afectados nombres como B.B. King, Elton John, Eric Clapton, Yoko Ono, Guns N’ Roses o Eminem.

En una extensa investigación publicada por The New York Times se habla de que los responsables de Universal Music cifraron en su día la pérdida en 118.230 grabaciones. Sin embargo hay estimaciones de trabajadores que suben el número hasta 175.000 y Universal admite que se perdieron alrededor de 500.000 canciones en un informe confidencial.

Bomberos retirando cintas tras el incendio de los estudios.

El incendio en cuestión acaeció en la madrugada del 1 de junio de 2008 en los archivos de los estudios de Universal en Hollywood. Esa misma madrugada el servicio de mantenimiento estuvo reparando el techo de una nave usando sopletes. Terminaron a las 3 de la madrugada y, siguiendo el protocolo, esperaron una hora más para asegurarse de que la temperatura bajaba. Sin embargo, alrededor de las 4.45 uno de los puntos calientes comenzó a arder.

La investigación publicada por el medio estadounidense revela que el edificio que se destruyó era el archivo de másteres más importante de Universal. La cara pública de la compañía tildaba el incendio de “contratiempo menor” mientras que internamente se hablaba ya de “daños apocalípticos”. Según recoge el texto de la demanda, la compañía informó de que sólo se habían perdido “un número pequeño de cintas y otros materiales de artistas desconocidos de los años 40 y 50”.

Tras el incendio, Universal fue dotada de una indemnización de las aseguradoras de 150 millones de dólares. La demanda afirma que la compañía no informó de esto a los artistas afectados, a quienes, por contrato, les pertenecería el 50% de ese dinero.

Jody Rosen, autora de la investigación, compara esta pérdida artística con un hipotética tragedia en una institución cultural como el Museo Metropolitan de Nueva York: “si se hubiera producido una pérdida comparable habría una mayor conciencia y se hubieran depurado responsabilidades”.

 

¿No sigues aún InfoDiario?

Pulsa aquí para darle me gusta a la página de facebook.

Pulsa aquí para seguirnos en twitter.

 

Ilustración de portada: Sean Freeman y Eve Steben paraThe New York Times

Foto: Juan Guerra/Associated Press

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies