Javier García Muñoz 24 noviembre, 2018

Los Coen vuelven con una película en Netflix, que en un primer momento iba a ser dirigida hacia una serie de seis capítulos. Está localizada en el lejano oeste y dividida en seis partes. Cada parte muestra uno o más personajes clichés absurdos típicos del género

Los Coen se lanzan en un montaje por episodios representados como capítulos de un libro sin una conexión entre ellos a primera vista. Aunque sí es verdad que todos coinciden en el poco valor de la vida que se tenía en aquellos años. El dúo intenta recuperar ese sentimiento de aventura del western fusionado con el absurdo al que nos tienen acostumbrados.

Lo malo de hacer este tipo de montaje es que el ritmo es inevitablemente irregular porque lo que puede llegar es a cansar, sobre todo en el último capítulo de todos, donde se hace mención a una de la grandes películas de este género.

También es inevitable que a los amantes de la comedia absurda de los Coen no se sientan atraídos por el film gracias a los capítulos protagonizados por Tim Blake Nelson, que introducen en la temática y en el lugar de los acontecimientos rompiendo la cuarta pared, y por James Franco, que protagoniza una comedia absurda del “cazador cazado”.

Pero sí es verdad que enseñan una cara que hacía un tiempo que no se mostraba en los hermanos que era el drama sin ningún tipo de comedia. Un drama que incluso deja con el corazón roto al espectador o atónito a lo que ha visto. Esto me deja pensar que los Coen han hecho este film como transición hacia algo, probando formas de hacer cine, como si fuese un videobook de director novato.

La fotografía busca luz y colores vivos siempre que puede para ayudar al guion y así dar sensación de cuento, ayudado por peluquería y maquillaje.

El guion vuelve a dividirse en dos líneas, como nos tienen acostumbrados los Hermanos Coen: una línea superficial que sería la propia historia y una segunda línea más profunda que trata un tema filosófico, que en este caso es el nihilismo (negación de toda creencia moral, religiosa, política o social).

Las interpretaciones de Tim Blake Nelson, James Franco (que ojala se le vea más con los Coen), Liam Neeson, Harry Melling y Zoe Kazan sobresalen sobre las demás.

El diseño de producción es excelente y ayuda a no solo entrar en el contexto del lejano oeste sino en el de cuento

 

FICHA TÉCNICA

Título: La Balada de Buster Scruggs

Director/es: Joel y Ethan Coen.

Guión: Joel y Ethan Coen.

Reparto: Tim Blake Nelson, Zoe Kazan, Tom Waits, James Franco, Liam Neeson,Harry Melling, Bill Heck, Brendan Gleeson, Tyne Daly, Jonjo O’Neill, Saul Rubinek,Clancy Brown, Willie Watson, Ralph Ineson, Grainger Hines, David Krumholtz,Stephen Root, Sam Dillon, Jesse Luken, Chelcie Ross

Género: Aventura/ Comedia/ Drama/ Western

Año: 2018

Idioma: Inglés (Original), Castellano

Nota: 3,9/5

 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies