Francisco Javier Merino Garach 27 septiembre, 2018

El Real Madrid y el FC Barcelona perdieron ayer en sus respectivas visitas al Sánchez-Pizjuán (3-0) y a Butarque (2-1).

Ayer tuvo lugar un hecho muy poco habitual en la historia de la Liga Santander. Real Madrid y FC Barcelona, los dos clubes más laureados de la historia del fútbol español, repetían resultado en sus respectivas visitas a Sevilla y Leganés: derrota. Si bien la naturaleza de las mismas difiere en cada caso, la jornada de ayer parece mostrar síntomas de una «mortalización» de estos dos «colosos».

Alrededor de las 9:15 de la noche saltaba la primera sorpresa de la jornada 6 de la Primera División. Con dos goles en dos minutos, el Leganés daba la vuelta a un marcador que había abierto Coutinho para el FC Barcelona. Estos 120 segundos mágicos, unidos a una resistencia heroica a lo largo de todo el partido, le valían al equipo «pepinero» para dar la campanada.

Así, pues al Real Madrid se le presentaba una oportunidad inmejorable para colocarse como líder en solitario de la Liga más de un año después. Sin embargo, para ello debía asaltar un estadio en el que acumulaba cinco derrotas en siete partidos: el Sánchez-Pizjuán. En frente, un rival que venía de endosarle cinco goles al Standard de Lieja y seis al Levante, y no se iba a amedrentar a pesar de los «quilates» de su rival. Tanto fue así que los pupilos de Pablo Machín se marcharon al descanso con el pártido practicamente sentenciado, gracias a un 3-0 en el marcador que se mantuvo así hasta el final del partido.

Este no es el único «pinchazo» de los dos favoritos a ganar el campeonato liguero en el último mes. Mientras que el Real Madrid se dejaba dos puntos en la jornada 4 en San Mamés (1-1), el Barcelona no era capaz de pasar del empate en la jornada 5 frente al Girona en su propio feudo (2-2). Es más, la última victoria liguera de ambos equipos no fue ni mucho menos holgada. Los chicos de Julen Lopetegui derrotaron al Espanyol por 1-0 el pasado fin de semana, mientras que la escuadra blaugrana tenía que remontar en Anoeta una jornada antes (1-2).

Nada que ver con el inicio de la competición de ambos equipos, que había conseguido un pleno de victorias en las tres primeras jornadas. A pesar de este bajón en el rendimiento, Madrid y Barça todavía comparten el liderato con 13 puntos cada uno. Sin embargo, un Atlético que amenazaba con bajarse de la lucha a principios de septiembre ya se encuentra a tan solo dos unidades. Por su parte, el Alavés recibe hoy al Getafe con la posibilidad de igualar a los madridistas y los culés en caso de victoria. También se encuentran a 3 puntos (lo que supone una sola victoria) Sevilla y Espanyol.

Parece que la marcha de jugadores como Ronaldo o Iniesta ha «humanizado» a dos equipos que, a excepción de alguna heroica intromisión del Atlético, siempre se habían mostrado intratables en los últimos años. De todas formas, todavía quedan 32 jornadas para la conclusión del campeonato, y la diferencia de presupuesto entre plantillas es tal que en cualquier momento se podría abrir una brecha en la lucha por el título. Pero de momento hay Liga. ¡Así que enciendan el televisor y disfruten!

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies