Inicio ECONOMÍA El agua se convierte en un bien cotizado para la bolsa de...

El agua se convierte en un bien cotizado para la bolsa de Wall Street

0
agua bien cotizado Wall Street
Fuente: Pixabay

El agua se ha convertido esta semana en un bien cotizado en el mercado de futuros de Wall Street, en base al Nasdaq Veles California Water Index (NQH2O). Las opiniones al respecto no han tardado en llegar. Algunos expertos consideran que, si se utiliza correctamente, podría ayudar a un uso más eficiente del agua. Pero una gran mayoría no cree que sea ético especular con este recurso tan sensible para la vida en la Tierra. ¿Qué significa que el agua vaya a cotizar en el mercado de futuros de Wall Street? Te lo contamos en InfoDiario.es.

El Chicago Mercantile Exchange (CME), mercado de derivados financieros futuros, productos básicos y materias primas, va a lanzar esta semana, por primera vez en la historia, contratos de futuros ligados al precio de contado del agua. Este recurso imprescindible, pero agotable, tiene a Estados Unidos y a China como sus mayores consumidores del mundo, lo que no es una casualidad. Estos contratos permitirán a los inversores y agricultores por igual apostar por el precio futuro del agua, de una forma que muchos califican de especulativa. La sorprendente noticia ha provocado inquietud en todo el mundo sobre sus posibles consecuencias, todas las preguntas las respondemos aquí.

¿Cómo se puede vender o comprar un bien común como el agua en Wall Street?

El agua es considerada un bien común en casi todo el planeta, las leyes así lo confirman. Aún así, existe la posibilidad de dotar a ciertas personas del derecho para usar esa agua, ya sea para utilizarla o para realizar vertidos sobre ella, mediante concesiones o licencias administrativas. En el caso concreto de España la Ley de Aguas recoge este tipo de concesiones y su regulación. Lo cierto es que lo que ha empezado a cotizar en Wall Street no es el agua en sí, sino los derechos de uso de la misma. Esta cesión de derechos ha estado presente desde siempre, pero de una forma informal. Alguien con derecho a usar el agua podía ceder esta a otra persona a cambio de una compensación. Sin embargo, llama la atención la idea de formalizar estas transacciones el mercado.

¿Qué es y cómo funciona el mercado de futuros?

Los mercados de futuros consisten en la realización de contratos de compra o venta de ciertas materias en una fecha futura. Pactan en el presente el precio, la cantidad y la fecha de vencimiento. Es decir, a diferencia de los mercados al contado, donde cualquier activo puede comprar o vender derechos de agua de forma inmediata, en los mercados de futuro estas transacciones son a largo plazo.

¿Qué finalidad tiene planear a largo plazo?

En algunas zonas de sequía crónica una persona puede no necesitar agua en este momento, pero sí podría estar interesada, por ejemplo, en garantizarse su disponibilidad para una campaña de riego en el futuro o para un periodo de años. De esta forma, mediante el mercado de futuros podría adquirir su derecho a usar el agua para dentro de un tiempo.

¿Cómo funcionan concretamente los mercados de uso y aprovechamiento del agua?

En Estados Unidos existen zonas como California que conviven con un alto riesgo de sequía debido a su clima. Por esta razón, se han desarrollado los mercados de uso y aprovechamiento de agua. Estos mercados tienen como finalidad realizar transacciones en base al agua. Mediante estas compra/ventas se generan títulos que se convierten en activos financieros. No solo hay intenciones de uso de este bien común, también puede que algunos actores busquen ganar dinero con estos activos financieros.

¿Qué es el Nasdaq Veles California Water Index (NQH2O)?

Este índice se basa en un indicador de precios de los futuros del agua en las cinco zonas de California con mayor volumen de transacciones de este tipo. Comenzó a funcionar en 2018 y actualmente cotiza unos 486,53 dólares por acre-pie, una medida de volumen utilizada normalmente en Estados Unidos equivalente a 1.233 metros cúbicos.

¿Puede realmente ayudar que el agua sea un bien cotizado en Wall Street a un mundo más eficiente?

Según el Informe Mundial de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos 2020, el uso global de agua se ha multiplicado por seis en los últimos 100 años y continúa aumentando a un ritmo constante de 1% anual, debido principalmente al desarrollo económico, al crecimiento demográfico y al cambio en los patrones de consumo. El agua es la base de la vida, es esencial para nuestra existencia y dependemos de ella en todos los aspectos, lo que podría calificarse de bien cotizado. Es precisamente esto lo que ha motivado la introducción del agua como activo universal en la bolsa de Wall Street.

En bolsa se puede comprar y vender prácticamente todo. Las materias primas no son una excepción, desde el cacao, el trigo o el arroz, pasando por el petróleo o el gas. A estas se une ahora el agua. Su escasez hace que el precio de esta se encarezca, pero hasta el momento nadie había puesto precio a su existencia. Este planteamiento del agua como bien de mercado ha derivado en múltiples opiniones, entre ellas que resulta una opción positiva para el planeta.

Gonzalo Delacámara, director de Economía del Agua en el Instituto Imdea, explicaba que “en teoría, de esta forma lo que estás haciendo es generar incentivos para que la gente sea más eficiente porque los derechos excedentarios de agua los puede llevar al mercado”. Para el economista “esto sirve para garantizar que el agua que haya disponible llegue a priori dónde se necesita y conseguir liquidez en este mercado que eventualmente pueden financiar inversiones de mejora, orientadas a la conservación del recurso”.

¿Es ética la creación de estos mercados para cotizar el agua en Wall Street?

La creación de estos mercados de futuros puede jugar un papel positivo que ayude a flexibilizar la gestión del agua en caso de sequía y reducir los conflictos en este tipo de emergencias. Sin embargo, la controversia de estos mercados surge debido a que contradicen por completo las bases con las que se administran los bienes públicos. Según Pedro Arrojo, economista y relator especial de Naciones Unidas, “esto es el libre mercado que hace negocio con el agua, de repente alguien hace dinero a base de vender un derecho que le ha dado gratis el Estado”. ¿Vale todo?

Ayúdanos a hacer periodismo

InfoDiario es un proyecto periodístico liderado por jóvenes estudiantes de Periodismo. Aunque no lo creas, nos ayudas a crecer. Síguenos (si no es mucho pedir) en FacebookTwitter y/o  Instagram. Hacemos periodismo.

 

Artículo anteriorEl alcalde de Nueva Carteya se sienta hoy y mañana en el banquillo
Artículo siguienteEITB estrena una nueva serie sobre lo ocurrido en Altsasu

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here