Inicio INTERNACIONAL Bielourrusia: ¿la caída del último dictador de Europa?

Bielourrusia: ¿la caída del último dictador de Europa?

0
Bielorrusia dictadura

Alexánder Lukashenko fue uno de los pocos diputados que votó en contra de la independencia de Bielorrusia en 1991 tras la caída de la URSS. Hasta entonces había dirigido una cooperativa agraria comunista, y después de ser elegido diputado, le pusieron al frente de un comité anticorrupción que le hizo obtener la popularidad que necesitó para ganar las primeras elecciones presidenciales en 1994.

Tras varios encontronazos con la oposición, el presidente bielorruso convocó un referéndum, sin contar con la aprobación de la Cámara, para reforzar su poder y destruir a sus opositores. Fue así, y con la ayuda de Rusia, como consiguió modificar la Constitución, algo que volvió a hacer en 2004 para eliminar la limitación de mandatos presidenciales.

Con este historial, Lukashenko se hizo con el 80,23% de los votos, con una participación del 84,23% en las elecciones presidenciales del pasado domingo. Su principal oponente, Svitlana Tijanovskaya, solo obtuvo el 9,9% de los votos. El holgado margen por el que Lukashenko ha vuelto a conseguir la presidencia del país ha causado violentos enfrentamientos para denunciar lo que consideran un «fraude evidente», después de que su contrincante atrajera a la población de una manera multitudinaria.

Fue la misma opositora, Tijanóvskaya, quien denunció la supuesta manipulación con la que el presidente consiguió su sexto mandato. La candidata se refugió en Lituania tras varias noches de protestas violentas en Bielorrusia, según el ministro de exteriores lituano, Linas Linkevicius. Desde allí, mediante YouTube, leyó un comunicado en el que pedía a los bielorrusos «prudencia y respeto por la Ley». Demandó a los ciudadanos que «no se enfrenten a la policía, que no salgan a las plazas para no poner en peligro sus vidas». Sin embargo, sus simpatizantes temen que, por su tono y sus palabras, esté siendo coaccionada por el Gobierno. Aunque Tijanóvskaya asegura que su decisión de abandonar el país fue persona, y nadie «tuvo influencia», una de sus portavoces, Olga Kovalkova, ha asegurado que «fue forzada a marcharse» a cambio de que las autoridades bielorrusias liberasen a su jefa de campaña, Maria Moroz, que estaba detenida desde el viernes.

Ya son tres las noches consecutivas de violencia en las calles de Bielorrusia. Miles de antidisturbios y militares se han desplegado en Minsk y otras ciudades del país para reprimir duramente las movilizaciones. Según el Ministerio de Interior bielorruso, más de 6.000 personas han sido detenidas por participar en las protestas y hay un fallecido. En localidades más pequeñas, sin embargo, los choques entre la policía y los ciudadanos no se han producido porque las fuerzas de seguridad se han unido a los manifestantes.

Tres razones de la movilización

El analista del Instituto Bielorruso de Estudios Estratéficos, Vadim Mojeiko, ha afirmado que «la gente no ha ido a votar a Tijanovskaya, sino contra Lukashenko». De hecho, cree que hay tres razones por las que la oposición ha conseguido movilizar al electorado de una manera tan eficaz. La primera es la nefasta gestión de la pandemia. El presidente negó la existencia del Coronavirus en un primer momento, y su pasividad hizo que la sociedad se organizara para conseguir equipos de protección para sanitarios. El segundo factor es la expansión de las nuevas tecnologías. Los bielorrusos tienen cada vez más información de medios no controlados por el Estado, que son, a veces, críticos con el régimen. La tercera razón es la toma de conciencia de que el apoyo popular a Lukashenko es minoritario en Bielorrusia, al contrario de lo que anuncian los medios oficiales del país.

Una reunión extraordinaria en la UE

El jefe de la diplomacia de la Unión Europea, Josep Borrell, ha convocado una reunión de manera extraordinaria para que los ministros de Exteriores de los países miembros para tratar la creciente tensión en Minsk. «Durante la campaña electoral, el pueblo de Bielorusia mostró su deseo de un cambio democrático. Sin embargo, las elecciones no fueron libres ni justas», declaró Borrell en un comunicado respaldado por los estados miembros, que piden revisar la relación de la UE con Minsk.

¿Nos ayudas a hacer periodismo?

InfoDiario es un proyecto periodístico liderado por jóvenes estudiantes de Periodismo. Aunque no lo creas, nos ayudas a crecer. Síguenos en FacebookTwitter y/o Instagram. Hacemos periodismo.

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: