Brian Bujalance 10 julio, 2019
Aluarte Aranda

Aunque a la mayoría le parezca que el suyo es un caso único y aislado con el que su entorno no tiene nada que ver, lo cierto es que lo más común en el país es recibir unas facturas elevadas durante los meses de más calor y de más frío, algo que se debe, por supuesto, al uso habitual del aire acondicionado y aparatos calefactores. Sin embargo, y tal y como indican desde Aluarte Aranda, “muy pocos son los que saben que disponer de unos cerramientos adecuados que mantengan correctamente aislado el inmueble puede lograr que el consumo sea menor, lo que conlleva la consecuente disminución en la factura y, por lo tanto, un importante ahorro a lo largo del año”.

Y es que, conseguir que la temperatura interior de un inmueble se mantenga, ya sea durante el invierno o el verano, no es sencillo cuando la vivienda no está adecuadamente aislada, haciendo que los usuarios se vean en la obligación de incrementar la temperatura cuando el frío aprieta y bajar los grados para aliviar un poco el asfixiante calor. Pero, este pequeño gesto, que algunos podrían pensar que se trata de una insignificancia, conllevará un incremento notable en la factura.

“Ciertamente, aislar correctamente un inmueble conllevará una inversión inicial, sin embargo, el ahorro que se conseguirá será más que significativo, con lo que dicha inversión estará amortizada en pocos años” comentan desde Aluarte Aranda.

Pero, invertir en unas buenas ventanas, puertas o cerramientos, conlleva además de un ahorro de capital gracias al correcto aislamiento térmico conseguido, otras muchas ventajas, entre las que no se pueden dejar de mencionar las siguientes:

  • Aislamiento acústico, algo cada vez más necesario, especialmente en las grandes urbes que no parecen dormir nunca y en aquellos lugares en los que el ocio se haya convertido en la actividad por excelencia. Y es que, dormir bien es algo más que necesario para el desarrollo normal de la vida de las personas.
  • Mayor protección, algo que agradecerán enormemente aquellos que se preocupan especialmente por proteger sus viviendas y a sus familias. La instalación de vidrios antirrobo o persianas autoblocantes son cada vez más comunes para evitar la entrada de intrusos.

Pero si algo está claro es que el mejor de los beneficios que se conseguirá con la combinación de las tres anteriores será un mayor confort, materializado a través de la eliminación de corrientes de aire, contaminación, suciedad y ruido.

Invertir en unos nuevos cerramientos para aislar un inmueble adecuadamente puede ser el mejor de los aciertos.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies