Redacción 10 julio, 2019
quienes viven en pisos o viviendas a las que se accede mediante escaleras, poco a poco están adoptando los denominados salvaescaleras,

Seguramente todos nosotros hemos visto un salvaescaleras en alguna película de Hollywood, y son menos los que pueden haber presenciado su funcionamiento en vivo y en directo. Se trata de una solución que cada vez más comunidades de vecinos y otras organizaciones sociales están eligiendo para facilitar la vida de sus usuarios, no sólo pensando en los mayores, sino también en cualquier persona con problemas de movilidad.

Lo cierto es que, mientras somos jóvenes, tenemos la costumbre de subir o bajas las escaleras de 2 en 2 o saltando, pero poco a poco vamos abandonando ese hábito, ya que la capacidad de respuesta de nuestro cuerpo y la vista deja de ser la misma. Como consecuencia de ello, quienes viven en pisos o viviendas a las que se accede mediante escaleras, poco a poco están adoptando los denominados salvaescaleras, de manera que no tienen que abandonar parte de sus casas ni modificar sus rutinas.

Ahora bien, comprendemos que quienes se encuentran en esta posición pueden tener algunas dudas sobre es el proceso de instalación, así que en las siguientes líneas vamos a hablar un poco acerca de él, como de las principales razones por las cuales colocar un salvaescaleras.

En tal sentido, lo primero que tienes que tener en cuenta es que las obras de instalación de una silla salvaescaleras son mínimas, al punto de que los expertos son capaces de colocarlas y dejarlas funcionando en apenas una semana, para no molestarte en absoluto. Además, no tienes que pasar por el estrés de lidiar con trabajadores varios días en tu vivienda.

Asimismo, las sillas salvaescaleras de primera calidad son aptas para cualquier tipo de escalera que tenga el edificio o piso en cuestión, dado que hay modelos pensados para tramos rectos, otros que pueden adaptarse a recorridos curvos, y también materiales que han sido fabricados para el interior, y otros para el exterior. En tanto, si lo que realmente te preocupa es que el salvaescaleras pueda ocupar demasiado espacio, debes saber que no es así, al punto de que quienes quieran seguir usando la escalera como siempre podrán hacerlo, y el impacto visual es mínimo, casi imperceptible.

Otra ventaja de este tipo de soluciones es que el coste de una silla salvaescaleras es muy menor al de cualquier otra solución semejante, como lo podría ser la instalación de una plataforma o elevador interno, que además llevan un proceso de instalación larguísimo. Incluso, como el uso de este tipo de máquinas es sencillo, resultan muy fiables y fáciles de mantener, lo que te asegura que no tendrás que estar destinando parte de tu presupuesto mensual o anual a ellas, más allá de revisiones periódicas por si acaso.

Sin embargo, es probable que la principal razón por la que deberías instalar una silla salvaescaleras en tu casa, es que se trata de un producto que facilitará la vida de las personas con movilidad reducida o mayores de una forma inimaginable. Esto no sólo tiene incidencia en su estado de ánimo, sino también en las relaciones familiares y la distribución de cada integrante del clan.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies