Alba Moreno 13 diciembre, 2018

Theresa May consiguió resistir al último desafío. Una mayoría de 200 diputados conservadores a 117, decidió amparar este miércoles el liderazgo de Theresa May. Por tanto, la moción de censura interna que 48 parlamentarios euroescépticos habían planteado no se hizo efectiva. Esta vez, el plan de apartarla del Gobierno surgió desde sus propias filas, activando una moción de confianza.

Pese a la aparente pérdida de la primera ministra, el 63% de sus compañeros de partido sustentaron a May. Sin embargo, el 37% de los tories votaron en su contra. Hasta ahora, parece que May podría seguir en el gobierno al menos un año más, pues no es posible realizar una nueva moción de confianza hasta dentro de 12 meses. Sin embargo, el rumor de una posible dimisión de la primera ministra británica antes de las próximas elecciones a cambio de seguir adelante con los plazos previstos para el Brexit se mantuvo durante toda la jornada. Nada ha cambiado desde entonces, aunque el acuerdo del Brexit aún no ha conseguido el apoyo parlamentario.

El hartazgo de los diplomáticos comunitarios con la negociación de la salida del Reino Unido de la Unión Europea es evidente. No obstante, aceptan la tarea de la cumbre que se celebra este jueves y viernes en Bruselas, cuyo primer objetivo será ayudar a May, que parece no saber cómo finalizar el proyecto que puso en marcha en marzo de 2017.

Después de conocer el resultado de la votación interna de los tories, Theresa May ofreció una rueda de prensa por la que afirmó que “un cambio de liderazgo en el Partido Conservador en estos momentos pondría en riesgo el futuro del país y crearía incertidumbre cuando menos podemos permitírnoslo”, porque «un líder entrante no tendría tiempo de renegociar con la UE un nuevo acuerdo de retirada e impulsar el necesario proceso legislativo antes de la fecha límite del 29 de marzo, así que una de sus primeras medidas sería extender o revocar el artículo 50 [por el que se establecía la salida de la UE], retrasando o incluso frenando el Brexit”. May declaró que durante la jornada de hoy asistiría al Consejo Europeo para «conseguir una garantía legal y política y así solventar las preocupaciones que los miembros del Parlamento tienen sobre ese tema».

 

 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies