Alba Moreno 10 agosto, 2018

El pasado martes ocho de agosto, los 72 senadores de Argentina se reunieron en la cámara alta del Congreso para decidir si el aborto es o no legal en el país latinoamericano. Las calles estaban divididas en dos colores: el pañuelo azul, los denominados ‘pro vida’ y, por otro lado, el pañuelo verde, a favor del aborto.

Del total de senadores ya mencionados, 30 eran mujeres, y 42 de ellos, hombres. La mitad de las féminas de la cámara se mostraron a favor de la legalidad del aborto. Pero no fue suficiente frente a una mayoría de hombres y una segunda mitad de mujeres que se posicionaron en contra. Una senadora, María Eugenia Catalfamo, no se presentó, y Carmen Crexell se abstuvo. El resultado final en el Senado fue de 38 votos en contra, 31 a favor y 2 abstenciones.

Un país dividido

Los pañuelos azules defienden el derecho a la vida, el coste que supondría el aborto legalizado y alternativas a la moción denegada, por ejemplo, la adopción. «No creemos que esta ley sea la solución al problema del aborto. No se puede solucionar el aborto clandestino con el aborto legal», explica Dina Rezinovsky a Infodiario.es, Coordinadora Nacional de Juventud Nacional de Argentina. Sin embargo, los pañuelos verdes amparan la salud pública y la peligrosidad de los abortos clandestinos.

Las ciudades se dividieron en una ola de corrientes totalmente diferentes. «El día fue impresionante. Lo que viví ayer fue increíble», nos cuenta Carmen Navarro, estudiante de Políticas que vivió de cerca el ambiente en las calles de Buenos Aires apoyando el aborto. Aunque el tiempo «no nos acompañó: hacía frío, viento y llovía», las concentraciones estaban llenas de gente apoyando la causa, a favor o en contra.

«Fue emocionante. Vi familias enteras con sus pañuelos y banderas celestes, muchísima juventud, jóvenes con bombos y trompetas», detalla Dina Rezinovsky. Afirma, orgullosa, que «fue hermoso ver que más jóvenes se comprometieran con la defensa de las dos vidas».

Unidos por un mismo motivo

Más de un millón de personas se reunieron en la capital del país. Personas que, según nos cuenta Rezinovsky, hicieron 50 horas de viaje en colectivo desde el sur del país para poder estar en la plaza. «Personas con sed de cambiar el mundo, con valentía y con mucha paciencia», alega Navarro. «Entre todos hicimos una hoguera de sororidad que nos permitió estar bien a cada momento», añade. El día transcurrió de una manera especial: «Había batucadas, escenarios donde muchas artistas se sumaron a recitar poesía, a cantar, a expresar lo que sentían. Fue mágico.»

Manifestación ‘pro vida’

Aunque se esperaba que la ley no se aprobara, porque «en la prensa a diario salía el posicionamiento de los senadores», había «una poquita de esperanza», cuenta Carmen a Infodiario.es. Al otro lado de la plaza, donde reinaba el color celeste, quedaban unas dos mil personas que vivían un «clima de celebración similar al de ganar un mundial». «Pudimos liberar toda la tensión de dos meses intensos de presión en la campaña para que esta ley no saliera», añade Rezinovsky.

Una lucha que no cesa

Desde 1921, las mujeres están amparadas por una ley que prohíbe el aborto. Las activistas ‘pro aborto’ llevan mucho tiempo luchando por la legislación de esta medida, pero era esta la primera vez que llegaba hasta la fase final. En más de tres ocasiones, la moción ni siquiera se debatió en el Congreso. «Lo que más duro resulta siempre ante este tipo de luchas es ver a personas ancianas que llevan tantos años luchando por este tipo de derechos», afirma Navarro. De hecho, cuenta que una señora mayor la paró por la calle y le dijo que «ella llevaba muchos años luchando y no podíamos rendirnos, que el patriarcado iba a caer».

«Falta el compromiso por abrazar una causa», declara la coordinadora de Juventud Nacional de Argentina. «Creo que la mayoría de los argentinos estamos en contra del aborto, pero hay miedo a hacerlo público para que no te etiqueten de retrógrado», añade. Rezinovsky confiesa, además, que una de las cosas más dolorosas ha sido «la violencia inédita en las redes sociales».

No están solas

Son muchos los artistas que apoyaron la legalidad en actos públicos. Además, había bastantes hombres sustentando la causa. «Cumplieron bien el papel de aliados feministas». Las redes sociales se fundieron en mensajes de apoyo con diferentes hashtags como #AbortoLegalYa, que fue Trending Topic durante toda la jornada en España.

Bajo el hashtag #NoEsLey, las personas que están en contra del aborto pudieron defender su posición. Los mensajes de apoyo se resumieron en comentarios de felicidad como «Gracias Argentina» o «ha ganado la vida».

«El último fin de semana quedó demostrado, con más de 5 millones de personas manifestándose en todas las ciudades del país, que estamos en contra del aborto», declara Rezinovsky. Al otro lado, «la gente estaba furiosa», afirma Navarro, «pero con más ganas que nunca de seguir luchando».

 

2 pensamientos a “El día que Argentina recordará para siempre

  1. Me encanta. La seriedad y el rigor de la noticia en particular y del proyecto en general son excepcionales.
    Juventud, divino tesoro…

    Enhorabuena. Con mayúsculas.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies