La Premier League inglesa cerraba ayer a las 18:00 (hora española) el plazo para que sus clubes pudieran inscribir jugadores de cara al campeonato liguero, que empieza hoy.

Ayer Europa vivió su primer «Brexit» efectivo, aunque este fue positivo para el mercado del fútbol. A las 18:00 (hora inglesa), la Premier League cerraba sus fronteras. Como si de una salida pactada se tratara, los clubes ingleses podrán seguir colocando sus productos en el mercado europeo de las grandes ligas hasta que este se cierre en el mercado de agosto. Sin embargo, por primera vez en la historia, las fronteras de las islas se han cerrado prematuramente para los futbolistas del resto de ligas.

El último día de mercado en la Premier fue frenético, pero no solo para los clubes ingleses. También para los europeos, con un papel destacado de los españoles. Clubes como el Real Madrid, el FC Barcelona, el Atlético o el Sevilla tenían su última oportunidad para colocar a sus descartes para esta temporada en una liga capaz de asumir sus elevados precios y salarios. No en vano, la Liga inglesa es cada verano la que más invierte en fichajes.

El club que más se ha reforzado en este cierre es el Chelsea. La salida de Courtois al Real Madrid obligaba a los «blues» a pagar la claúsula de rescisión de 80 millones de Kepa, convirtiendo al ex del Athletic en el portero más caro de la historia. Además, ayer se hacía con la cesión de un Kovacic que probablemente sería titular en cualquier equipo de Europa, menos en un Real Madrid que lo soltaba «a regañadientes» ante la insistencia del centrocampista.

Mención especial merece la conexión Barcelona-Everton de este verano. Ayer el defensa central Yerry Mina (traspaso de 30 millones) y el centrocampista André Gomes (cesión) tomaban un camino que previamente había tomado el lateral también ex-culé Digne (traspaso de 20 millones).

Otro equipo que ha «pescado» en la Península es el recién ascendido Fulham, que se ha hecho con las cesiones de Vietto, delantero del Atlético, y Sergio Rico, guardameta del Sevilla. También ha salido en forma de cesión y de Sevilla, aunque en este caso desde el Real Betis, el centrocampista Víctor Camarasa, que se marcha al Cardiff City.

Sin duda, ayer fue un día de frenesí en el mercado de fichajes. En España se espera que esta actividad se mantenga hasta el cierre del mismo. Los clubes ingleses tienen un gran poderío económico y son muy temidos en las pujas por futbolistas. Su «desaparición» del mercado va a permitir relajar la inflación de precios que estaba sufriendo el mercado de fichajes este verano, abriendo una vía para que los clubes con menor poderío económico se puedan mover con mayor libertad y cerrar sus plantillas. Agosto promete.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies