Inicio CURIOSIDADES Violencia obstétrica, la cara oscura del parto

Violencia obstétrica, la cara oscura del parto

0
La violencia obstétrica, la cara oscura del parto

Durante siglos, las mujeres se han visto sometidas a un tipo de violencia silencioso y normalizado. Este trato vejatorio que infantiliza a las embarazadas se conoce como violencia obstétrica y conforma la cara oscura y menos deseable del parto. Desde 2019, la ONU califica este conjunto de prácticas como algo «generalizado«.

Programación de cesáreas según las vacaciones

Las formas en las que se presenta este tipo de abuso son muchas. Una de las tipologías más extendidas es la programación de cesáreas en función de las vacaciones. Según el informe publicado en 2016, «Nacer en horario laboral» , el número de partos que tienen lugar entre semana es mucho mayor en comparación con los fines de semana.

Curioso es también el caso del día de Navidad. Según ElDiario, las probabilidades de que un bebé nazca un 25 de diciembre caen hasta un pobre 25% en comparación con un día estándar.  Por ejemplo, en 1988, esta jornada fue la que menos nacimientos registró de todo el año.

Si bien podría parecer una decisión nimia, nada es cuestión baladí cuando se refiere al bienestar y salud de los más pequeños. Numerosos estudios confirman que la inducción al parto semanas antes de que el cuerpo expulse al bebé por si mismo puede acarrear graves consecuencias para su desarrollo cognitivo y posterior aprendizaje. Asimismo, los partos inducidos son correlativos a un número mayor de cesáreas.

Maniobra de Kristeller

Otra de las prácticas que supone un riesgo para madre y bebé es la «maniobra de Kristeller«. Esta praxis consiste en ejercer presión sobre el abdomen de la parturienta de forma que el feto sea expulsado rápidamente. No obstante, la evidencia científica procedente de tal método es prácticamente nula. Según la Sociedad Española de Obstetricia y Ginecología (SEGO), la maniobra de Kristeller puede causar hematomas, traumatismos e incluso hemorragias a la parturienta.

Asociaciones feministas como «El Parto es Nuestro» llevan años abogando por el fin de un método que ya está prohibido en países como Reino Unido.

Episiotomías rutinarias

Las episiotomías son incisiones quirúrgicas que se realizan en el perineo con la intención de agrandar el canal vaginal. Si bien en algunas ocasiones estas intervenciones se realizan de manera rutinaria, la Organización Mundial de la Salud las recomienda solo en casos de extrema necesidad.

Multitud de parturientas han expresado su descontento al verse envueltas en episiotomías donde el consentimiento y su anuncio han brillado por su ausencia.

Profesionales que abogan por el parto respetado

No obstante, es esencial recordar que aunque estas prácticas ocurren aún en pleno 2021, la mayoría de nuestros sanitarios forman parte de una red de profesionales que actúa según las recomendaciones.

Por ejemplo, desde el Hospital Universitario de Torrejón insisten en la importancia del «Programa de Parto Respetado«. Este tipo de iniciativas aportan un «clima de confianza» «respetando el proceso fisiológico del parto» y «ofreciendo cuidados individualizados». Entre sus ideas están la promoción del piel con piel, favoreciendo el contacto entre madre y recién nacido, o el parto en agua para mitigar los dolores.

La Federación de Asociaciones de Matronas de España (FAME) rechaza también la cara oscura del parto, exponiendo que » es hora de dejar de mirar para otro lado y que todos los profesionales implicados en la obstetricia atajemos de raíz el problema, llamando a la violencia obstétrica por su nombre, sin eufemismos.»

Ayúdanos a hacer periodismo

InfoDiario es un proyecto periodístico liderado por jóvenes estudiantes de Periodismo. Aunque no lo creas, nos ayudas a crecer. Síguenos (si no es mucho pedir) en Facebook, Twitter y/o  Instagram. Hacemos periodismo.

Artículo anteriorAdriana Torrón: «Cada vez que escucho mi EP me empodero más»
Artículo siguienteMeler, de tocar en el metro a vivir en una «locura» constante

Deja un comentario