Brian Bujalance 6 noviembre, 2019
Medicina USC
  • En la asamblea de este miércoles se decidirá si la huelga continúa o se desconvoca
  • Todas las protestas y reuniones se están produciendo de forma pacífica

 

Los estudiantes de Medicina de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) continúan con su segundo día de huelga indefinida, movilizaciones y encierros para exigir soluciones a unos problemas existentes desde hace años.

El principal asunto que denuncia la Asamblea Aberta de Medicina es la excesiva carga lectiva a la que se enfrentan algunos alumnos, con jornadas diarias que llegan a las 12 horas y semanas que ascienden a las 46. Alicia, miembro de la Asamblea, relata que «tenemos una carga lectiva exagerada, lo cual es incompatible con cualquier actividad». Como solución se ha propuesto la reducción de horarios, donde parece que hubo predisposición por parte del decanato en el día de ayer.

A ese problema, además, hay que añadir el solapamiento de materias, relacionado con el anterior. «En las diferentes asignaturas tenemos muchísimos profesores porque cada uno imparte la materia específica de su campo, por lo que no hay la suficiente coordinación para evitar el solapamiento. Esa sería la primera forma de reducir horas», explica Alicia.

Además de esas reinvindicaciones, denuncian la falta injustificada de los profesores en numeras ocasiones, considerándolas de «faltas de respeto» y teniendo en cuenta que «esas clases se tienen que recuperar por lo que se aumenta el horario». El tema de la nota es otro factor importante para los futuros médicos. «En muchas asignaturas se exige más de un cinco. Entendemos que somos futuros profesionales que vamos a tratar con pacientes pero queremos que quede reflejado en nuestro expediente. Un 70% de aprobado supone un 5 en nuestro expediente, lo que afecta a la hora de la beca y del MIR», explica la miembro de la asamblea. La reivindicación lingüística para la libre elección del idioma es otro de los puntos que cuenta con predisposición.

El decano de la Facultad de Medicina, Julián Álvarez, ha asegurado que «hay una parte importante de las reivindicaciones en las que estoy absolutamente de acuerdo con vosotros» al mismo tiempo que reconoce que «los tiempos de los estudiantes son distintos de los tiempos administrativos y a veces modificar cosas cuesta mucho», tal y como ha publicado La Voz de Galicia.

Durante el día ayer se celebró una reunión entre los delegados y representantes de las asociaciones estudiantiles y el decanato. «No se movían del punto hasta que le dieran alguna solución. Les expusimos todos los problemas proponiendo posibles soluciones», asegura Alicia, que tenían todo el apoyo fuera. Este miércoles se ha celebrado otra reunión a las 13:30 horas, pero con cuatro representantes de los estudiantes y los responsables de cada uno de los departamentos de forma que todo lo que se habló ayer en el decanato se comprometan los departamentos a cumplirlo. «Queremos salir con las soluciones firmadas. Si todo fuese de forma estupenda, lo ideal sería desconvocar la huelga», expresa Alicia.

El problema viene de años atrás. Se han celebrado numerosas propuestas pero, como aseguran los profesores a los alumnos, nunca se había alcanzado un nivel de seguimiento como el de ahora. Los futuros médicos cuentan con el apoyo de antiguos estudiantes de Medicina que asesoran para exigir que realmente se solucione el problema. Además, cuentan con el apoyo de multitud de profesores aunque no lo muestran públicamente por «corporativismo», de otras facultades de otras zonas de España como Valladolid o Salamanca o de la asociación de Médicos y Familia, entre otros.

Encuesta

En una encuesta realizada por más de 700 estudiantes de medicina de la USC, el 67,5% contesta que ha tenido algún ataque de nervios o de ansiedad. El 73% contestó que el grado de Medicina influye negativamente en su vida social. Nueve de cada diez personas sintió que no podía más alguna vez mientras estaba en clase y casi la mitad ha pensado en alguna ocasión dejar la carrera por agotamiento físico o mental, considerando 4 de cada 5 que no duerme lo suficiente debido en un 90% al horario de clase o la excesiva carga de trabajo. «Son datos de falta de salud que no debería reflejarse en un estudiante de Medicina. Si no tenemos tiempo a compaginarlo con la vida social, el estrés aumenta, los ánimos decaen y la gente no viene a clase», informa Alicia.

A largo plazo

«Todo va por vías legales, con el reglamento de la universidad y la legislación vigente». Los futuros médicos entienden que las acciones burocráticas son lentas pero se están intentando establecer distintos plazos, desde meses para las más inmediatas hasta años para revisar la programación docente de las asignaturas. «Vamos a seguir detrás de este proceso organizando reuniones de seguimiento porque queremos que haya compromiso». Además, sugieren que «parte de la solución puede que esté en el rectorado».

¿Nos ayudas a crecer?

InfoDiario es un proyecto periodístico liderado por jóvenes estudiantes de Periodismo. Nos ayudas a crecer. ¿Aún no nos sigues?

Pulsa aquí para darnos Me gusta en Facebook.

Síguenos en Twitter pulsando aquí

Para Instagram, pulsa aquí

 

 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies