Javier García Muñoz 21 octubre, 2018

Jonah Hill y Emma Stone protagonizan una de las series más esperadas de este año. Si el año pasado se consideró que Mindhunter (dirigida y producida por David Fincher) era la serie fuerte de Netflix, este año es Maniac.

Owen Milgrim (Jonah Hill), el hermano pequeño de cinco que lucha contra la esquizofrenia conoce a Annie Landsberg, una chica sin rumbo tras un pasado traumático, en un ensayo psico-farmacéutico. El ensayo consiste en experimentar con varias pastillas que, según la empresa Neberdine Pharmaceutical y Biotech, podrían curar enfermedades mentales y traumas psicológicos. Es entonces cuando esta experimentación empieza a torcerse tras un fallo en el ordenador y cambia todos los planes.

Maniac es una serie retro-distópica que habla sobre la superación de los traumas del pasado y de la incapacidad de las personas a hablarlo y huir de aquello a lo que temen, del miedo a los más poderosos y de la búsqueda de la felicidad real y no de la que venden en los carteles de publicidad.

Las actuaciones de Emma Stone y Jonah Hill son sublimes, aunque los personajes de Jonah Hill en los sueños están bastante por debajo de los de Emma Stone y no podemos disfrutar del actor todo lo que nos gustaría. Los dos sobresalen con sus personajes usuales pero, además, Emma Stone saca todo el jugo a sus personajes dentro de los sueños mientras que Jonah Hill saca el máximo imitando a un ministro ruso con ese punto cómico que tanto le caracteriza.

Justin Theroux hace una actuación tan rara y original que encaja perfectamente con su personaje, un doctor nervioso y tabú, con fetiches sexuales relacionados con lo digital y con una inteligencia capaz de haber creado este experimento.

Gracias a la dirección de Cary Fukunaga conseguimos ir entendiendo a los personajes, y por qué huyen constantemente de sus problemas. Además, ha creado cuatro historias totalmente diferentes que entretienen y gustan al espectador (alguna más que otra). Esas pinzas de la realidad dentro de los sueños de los personajes no se ven forzadas. No tiene problema en llevar al extremo lo absurdo o dramatizar una historia sin que quede falsa. Adapta un guion a su estilo, aunque creo que se podría haber visto más de esta dirección tan chocante que al principio de la serie es como si tuviese miedo de mostrar y asustar al espectador y que saliera huyendo a una serie barata.

Es por esto que sorprende la elección de esta serie por parte de Netflix en un momento en el que los espectadores están metidos en series que requieran poca atención y con cliffhangers forzados. El diseño de producción es sobresaliente adaptando todo con un toque único ya sea dentro de la distopía como dentro de los sueños de los personajes.

La fotografía (Darren Lew) recuerda al estilo de Robert Yeoman en las películas de Wes Anderson. La BSO describe al personaje en los temas referidos a cada uno. Sabe crear emoción y hace inolvidables ciertas escenas. Destaca “Out of Nothing, Everything”.

Ficha Técnica

Título: Maniac.

Director: Cary Joji Fukunaga

Guión: Patrick Somerville, Cary Joji Fukunaga, Mauricio Katz, Amelia Gray, Caroline Williams

Reparto: Jonah Hill, Emma Stone, Justin Theroux, Sonoya Mizuno, Sally Field.

Productora: Paramount Television/Anonymous Content. Netflix.

Duración: 40 minutos/ Cap.

Año: 2018.

Idioma: Ingles, Japonés (Original), Castellano.

Nota: 4,4/5

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies