Alba Moreno 13 septiembre, 2018

El tiempo de espera ha acabado. El productor ejecutivo de Eurovisión ha comunicado esta mañana que la 64° edición del festival de la canción tendrá como sede Tel Aviv, en Israel. La primera semifinal será el 14 de mayo, la segunda el 16 y la gran final, el día 18 de mayo.


Desde que se conociera que Israel sería el país organizador de Eurovisión en 2019, las dudas han sido inmensas. Polémicas, tensión, críticas… Todo esto sumado al conflicto que ocupa Israel en estos momentos.

Las cuestiones politico-religiosas y sociales han complicado la elección de la sede del festival. Jerusalén parecía ser la ciudad candidata en un primer momento, pero la extensión del conflicto palestino-israelí no lo ha permitido.

Las hipótesis de los eurofans apuntaban a que el festival podría realizarse en uno de los países que quedaron en el top 3. En este caso, Chipre (Eleni Foureira, Fuego) y Austria (Cesár Sampson, Nobody but you).

Tras la victoria de Salvador Sobral en Kiev 2017 con su tema Amar Pelos Dois, Netta fue la ganadora de Eurovisión en Lisboa 2018. La canción, Toy, un himno feminista que conquistó el corazón y las voces de los europeas.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies