Javier García Muñoz 24 octubre, 2018

Ni la película sabe qué historia contar, ni quiénes son los personajes ni el género de la película. Es un barullo de idioteces. Es como echar atún y Nocilla a una tostada, una mierda. Sin duda, Venom es una de las peores películas de Marvel desde el estreno de Iron Man (2008).

Eddie Brock (Tom Hardy) es un periodista que intenta revelar a todo su público que el fundador y genio de la Fundación Vida, Carlton Drake (Riz Ahmed) utiliza a personas pobres para sus experimentos. Es entonces cuando su vida cambia radicalmente tras atacar a preguntas al fundador, siendo despedido de su trabajo y acabando la relación con su novia Anne (Michelle Williams). Meses después, Eddie vuelve a investigar esta empresa tras un chivatazo de una de las científicas y es infectado por un parásito, Venom. La criatura y él se necesitarán para conseguir una serie de objetivos.

De 100 a 116 millones de euros ha costado manchar el nombre de uno de los villanos más peligrosos del Universo Marvel y de la carrera de los actores Tom Hardy, Riz Ahmed y Michelle Williams.

Todo está mal en esta película. Desde el principio todo es acelerado y sin sentido, con ganas de llegar a escenas épicas y saltándose el primer acto. Los personajes son serios y luego chistosos. Venom pasa de ser un villano sin escrúpulos a un superhéroe sin ningún argumento de por medio. Drake, sin duda, es uno de los peores villanos del Universo Marvel haciéndole competencia al Dr. Doom de los 4 Fantásticos (2015). No describen al personaje, solo enseñan que es malo y que mata mendigos.

Cartel de la película «Venom».

 

La comedia hace gracia dentro de la incredulidad del espectador, que piensa en lo que podría estar haciendo sino hubiese cometido el error de entrar a la sala. Todos los actores se ven incómodos, con caras de que ni ellos mismos saben qué está pasando. Las secuencias consiguen dar vergüenza ajena. La banda sonora son los resoplidos del público. A más de uno le hizo echar de menos SpiderMan 3. Ese es el nivel.

 

El guion está, como dice Antoni Daimiel, “lleno de agujeros, parece un queso Gruyer”. Y es que no es una sorpresa cuando el propio director, Ruben Fleischer, reconocía que el guion tenía importantes fallos de argumentación de la acción.

La fotografía parecía lo mejor de la película pero no, un par de planos generales de la ciudad (incluyendo como en todas las películas el Golden Gate) y chutando. La cámara está perdida en la acción, no sabe ni qué enseñar. Son cámaras lentas que enseñan todo lo malo que intentaban esconder con un montaje rápido.

Los efectos visuales se ven falsos, parecen sacados de DC, como si fuese un spin-off de Batman y Superman o de la Liga de la Justicia. La BSO mete música de todos los géneros sin ningún sentido narrativo, lo cual es un buen resumen de la propia película. 

Ficha técnica

Título: Venom

Director: Ruben Fleischer

Guion: Scott Rosenberg, Jeff Pinkner, Kelly Marcel.

Basado en: Cómic Planet of the Symbiotes y Lethal Protector, David Michelinie

Reparto: Tom Hardy, Michelle Williams, Riz Ahmed, Woody Harrelson, Jenny Slate

Género: NS/NC

Año: 2018

Duración: 112 minutos

Nota: 1,5/5

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies