Juan Diego Pérez Gómez 30 enero, 2019

Además tendrán que pagar una multa de 500.000 dólares en caso del ruso y 50.000 para el irlandés, debido al escándalo que protagonizaron tras su mediática pelea en octubre del año pasado

Los ridículos no salen baratos y la UFC se ha intentado mantener firme. Nurmagomedov Khabib ha sido el mayor perjudicado tras el ridículo de las Vegas, aunque Conor McGregor tampoco se ha ido de rositas.

Tras la victoria por K.O que mantenía invicto a Khabib en Las Vegas y le otorgó el campeonato de peso ligero en UFC 229, se formó el escándalo del año. El ruso saltó del octógono tras vencer el combate para descargar toda su ira, provocada por McGregor y los suyos en el preludio del evento, contra el equipo y amigos del irlandés. La cosa acabó desmadrándose y familiares y miembros del equipo de Nurmagomedov también se enzarzaron contra Conor, estos dentro de la jaula. En definitiva, un espectáculo que sin duda ha ensuciado enormemente al mundo de las artes marciales mixtas.

Nueve meses de sanción para Khabib y 500.000 dólares ha sido la sanción la Comisión, que el deportista ha acatado con deportividad, pero que no ha aceptado su promotor. Además, ya se ha hecho público que «el águila» se hará cargo de los 25.000 dólares de multa que han caído para su primo, Abubakar Nurmagomedov, peso ligero en PFL, y para su compañero de equipo, Zubaira Tukhugov. Ambos también se han encontrado con la inhabilitación por un año.

Asimismo, el ruso puede reducir su sanción a seis meses siempre y cuando participe en una campaña específica contra el acoso escolar.

McGregor, por su parte, también la ha aceptado aunque tirando de sarcasmo, y dejando entrever en sus redes sociales que sigue la misma tensión entre él y su contrincante (contrincante porque en ningún momento han demostrado ser compañeros de profesión y, en el caso de Conor, ni siquiera deportista). El irlandés sigue con las mofas contra el círculo cercano de Khabib mientras paga la multa de 50.000 dólares y espera los seis meses de suspensión.

Las suspensiones habidas, y alguna más que queda pendiente, como la de Dillon Danis, luchador de MMA y compañero de McGregor, han avivado las ganas de revancha en ambos equipos, aunque todavía tienen que cuadrar muchas fechas y combates de por medio.

 

Foto: www.ecestaticos.com

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies