El Granada CF se clasificó anoche para las semifinales de la Copa del Rey tras vencer al Valencia por dos goles a uno.

1969. La Copa de España por aquel entonces recibía el nombre de Copa del Generalísimo, siendo Francisco Franco todavía el jefe del Estado. El Granada caía contra el Atlético de Bilbao en sus últimas semifinales coperas hasta hoy. Han tenido que pasar 51 años y dos jefes del Estado para que el conjunto de la ciudad de la Alhambra vuelva a codearse entre los cuatro mejores equipos del fútbol español.

Lo ha conseguido el Granada CF de Diego Martínez, un entrenador joven que hace año y medio cogió a un equipo que era una bella durmiente en Segunda, lo despertó y ahora lo tiene décimo clasificado en Primera División y en semifinales de Copa del Rey tras eliminar al campeón de la pasada temporada, un Valencia que marcha quinto en liga y todavía sigue vivo en la Liga de Campeones.

El otro nombre propio de la noche de ayer fue Roberto Soldado, veterano jugador que vivió los momentos más dorados de su carrera en el propio Valencia, pero que ayer se convirtió en el verdugo del conjunto che. El delantero valenciano solo tardó tres minutos en abrir el marcador con un gran disparo desde la frontal del área aprovechando una transición rápida.

Con el 1-0 en el marcador, el partido se volvió loco. Primero, el árbitro (o mejor dicho, el VAR) le anuló un gol a Rodrigo por un fuera de juego justísimo. Del posible 1-1 se pasó a dos oportunidades del Granada para ampliar diferencias que murieron en el palo izquierdo. El Granada no fue capaz de rematar al Valencia y lo acabó lamentando con el empate de Rodrigo a pase de Coquelin a cinco minutos del descanso.

A pesar del jarro de agua fría, este Granada no tira la toalla como otros. Diego Martínez decidió introducir un central adicional al descanso con el objetivo de plantear un partido con menos riesgos. Y lo consiguió, si bien el choque siguió siendo trepidante. Hasta el último minuto. Cuando parecía que ambos equipos daban por buena la prórroga, el VAR indicó penalti para el Granada por mano de Jaume Costa. Soldado cogió el balón, lanzó, marcó y el Granada hizo historia.

La afición del Granada CF, que cerca estuvo de llenar el estadio, estalló de alegría, al igual que los jugadores, que celebraron el pase a semifinales tanto sobre el césped como en los vestuarios. El viernes el Granada estará en el bombo junto con los mejores equipos de España.

Ayúdanos a hacer periodismo

InfoDiario es un proyecto periodístico liderado por jóvenes estudiantes de Periodismo. Nos ayudas a crecer.

Pulsa aquí para dar Me gusta en Facebook.

Síguenos en Twitter pulsando aquí

Para estar al tanto de nuestro contenido a través de Instagram, pulsa aquí

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies