Redacción 24 junio, 2019
Como indican desde una clínica de cirugía estética en Madrid, “no todo el mundo posee la misma fuerza de voluntad ni consigue los mismos resultados"

El verano es sin duda una de las estaciones preferidas por los españoles. La mayor cantidad de horas de luz unida a las altas temperaturas se convierte en la combinación perfecta que logra que la vida se traslade a unas calles que lucen repletas de terrazas en las que grupos de personas charlan animadamente. Pero, además, la época estival es también la estación del año que permite mostrar todo el trabajo que se ha estado haciendo a lo largo del año, las numerosas horas de actividad física y las estrictas dietas se ven reflejadas en cuerpos perfectamente definidos y bellos. Sin embargo, y como indican desde una clínica de cirugía estética en Madrid, “no todo el mundo posee la misma fuerza de voluntad, ni consigue los mismos resultados a pesar de practicar deporte y comer de forma saludable. En esos, y en todos aquellos en los que el problema poco o nada tiene que ver con perder peso, nosotros podemos ayudarles”.

Y es que, la cirugía estética no solo sirve para quitar grasa del cuerpo o aumentar el tamaño del pecho, que también. Existen muchas otras operaciones que son necesarias para evitar daños tanto físicos como psicológicos, y es que, no verse bien puede llegar a suponer un auténtico problema para muchos.

Sin embargo, y a pesar de que “muchos prefieren someterse a estas intervenciones durante el otoño y el invierno por creer que son las mejores épocas para hacerlo, esto no siempre es del todo cierto, y hacerlo en primavera o verano puede tener tantas ventajas e inconvenientes como hacerlo en cualquier otra estación” comentan desde una clínica de cirugía estética en Madrid.

Pero, ¿cuáles son las principales ventajas de someterse a una operación de cirugía estética en verano?

Sus dos ventajas principales tienen mucho que ver con reservar las vacaciones para este fin. Esto permitirá, por un lado, que el paciente tenga una recuperación más pausada y a su ritmo, y por el otro, dotar a todo el proceso de la mayor discreción e intimidad posible. Algo que muchos agradecen enormemente a la hora de reincorporarse.

Sin embargo, “no todas las intervenciones y pacientes son iguales, por lo que conviene estudiar cada caso concreto. No debemos olvidar que algunas de las intervenciones tienen resultados inmediatos, pero otras requieren de un cierto período para que se puedan apreciar los resultados finales”.

 

¿No sigues aún InfoDiario?

Pulsa aquí para darle me gusta a la página de facebook.

Pulsa aquí para seguirnos en twitter.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies