Noelia Casado 8 mayo, 2019

La reunión entre Sánchez e Iglesias acaba con la batalla en los medios y comienza un largo periodo de negociación en los despachos.

Este martes ha tenido lugar la reunión entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en el Palacio de la Moncloa. Esta concluye la ronda de contactos con los líderes de los principales partidos políticos iniciada el lunes con Pablo Casado y que continuaba la mañana del martes con Albert Rivera. El encuentro con Pablo Iglesias, a pesar de haber sido el último, ha sido el más extenso alcanzando las dos horas y cuarto frente a los 50 minutos de la reunión con Rivera y la hora y cuarenta con el líder de los populares.

En la breve rueda de prensa posterior al encuentro, Pablo Iglesias se mostraba satisfecho. Ha destacado la “necesidad de entendimiento y colaboración entre fuerzas progresistas para afrontar el futuro de España”. También ha manifestado su optimismo frente al futuro desarrollo de los pactos y negociaciones, aunque recalca que es tiempo de “prudencia, discreción y tranquilidad”.

Como era esperado, estos posibles pactos no van a tener lugar antes de las elecciones autonómicas del 26 de mayo, será entonces cuando comiencen las negociaciones con “los resultados sobre la mesa”. Sin embargo, ha señalado que las portavoces parlamentarias de PSOE y Unidas Podemos, Adriana Lastra e Irene Montero, iniciarán otro canal de diálogo referente a la composición de la Mesa del Congreso.

La precariedad del empleo, el medioambiente, el problema de las pensiones o la situación internacional fueron algunos de los temas que ocuparon la conversación de ambos líderes políticos. No hubo apenas referencia, por el contrario, al tema de Cataluña en el que ambos partidos han mostrado posiciones muy diferenciadas, en especial en cuanto al posible referendum. No obstante,  el líder de la formación morada ha afirmado que ambos se encontraban en favor del diálogo con todos los actores políticos y añadía que es el modo de que “la expresión multipartidista de los ciudadanos tenga traducción en forma de diálogo y no de insulto”.

La reunión parece haber calmado la «batalla» que ha tenido lugar en los medios de comunicación iniciada por el Partido Socialista al marcar distancia tras conocer los resultados electorales y apostar por un gobierno en solitario. En su lugar, ambos plantean un periodo de diálogo en busca de negociaciones, actitudes que se asemejan más a las mostradas en la campaña electoral.

Imagen: ABC

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies