Lidia Núñez 15 febrero, 2019

Esta mañana el Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, convocaba elecciones generales para el próximo 28 de abril, sin presupuestos ni apoyo parlamentario . Desde la oposición las reacciones no se han hecho esperar donde el líder de los populares decía estar contento por esta convocatoria ya que para él Sánchez se ha visto obligado a ella porque “le hemos pillado negociando con Torra”. Desde Ciudadanos, Rivera declaraba que hoy era un gran día para España porque se había “devuelto la voz al pueblo español”. Unidos Podemos, como socios del gobierno, han recalcado la responsabilidad de los partidos independentistas de que los presupuestos no salieran adelante.

Pablo Casado decía que el PP ha conseguido que Sánchez “tire la toalla” y que deje de negociar con independentistas. Un partido que tras la moción de censura –que calificaba de injusta– ha creado una oposición firme, responsable y eficaz que ha logrado la movilización de la ciudadanía. Casado ha aprovechado la comparecencia para plantear las directrices de su campaña electoral centrada en acabar las negociaciones con los independentistas, ya que afirmaba que el próximo 28 de abril los españoles decidirán entre dos modelos: el de los que negocian con Torra o el de un partido que lidere la aplicación del artículo 155.

El líder popular también ha hecho referencia a los fracasos socialistas de las últimas décadas en educación, empleo o pensiones. Ha posicionado al Partido Popular como el partido que dará prestigio internacional a España para dice “dejar de ser la muleta de repúblicas bolivarianas”. En el PP apelan por una campaña electoral “en positivo” dirigida por el vicesecretario de Organización Javier Maroto y en la que no se hablará de Franco ni del aborto. Se presenta como una fuerza «tranquila y moderada»; que tendrá que cuidar la fuga de votos hacia Ciudadanos y Vox.

Desde Ciudadanos, Albert Rivera ha dicho que el “gobierno Frankenstein” de Sánchez ha acabado aunque dice que la legislatura terminó el 24 de mayo cuando deberían haberse convocado elecciones. Sin embargo, para Rivera la irresponsabilidad de Rajoy propició una moción de censura que ganó Sánchez de la mano de Bildu, Torra, Puigdemont y Pablo Iglesias. Para el líder de la formación naranja España tiene que dejar atrás las trincheras ideológicas y entrar en el siglo XXI. Después de cuarenta años del Partido Socialista y Partido Popular pactando con nacionalistas, Rivera ha declarado que es hora de llevar a cabo reformas profundas en educación, justicia, en el marco laboral, o en Administración Pública reformas que el bipartidismo no ha sido capaz de sacar adelante.

Por esta razón, enmarca a Ciudadanos como el partido que dará a España “liberalismo, patriotismo, futuro y modernidad”. Dice que el futuro del país “tiene estar en manos de los que amamos este país no de los que odian o quieren liquidar este país – marcando su postura ante los independentistas – tenemos que marcar el rumbo los que con diferentes ideologías tenemos un proyecto común para España”.

Unidos Podemos, a través de su portavoz Irene Montero han querido centrarse en el fracaso de los PGE que dice han puesto en evidencia los límites del Partido Socialista a gobernar en solitario y responsabilizar también de ello a las formaciones independentistas que han roto la mayoría de la moción de censura. Para Montero esta mayoría era la garantía para hacer diálogo honesto, sensato y real con Cataluña. Se han paralizado unos presupuestos que para la formación morada han sido los más sociales para España. También ha hecho alusión a los logros conseguidos durante estos meses como la subida del SMI, la actualización de las pensiones con el IPC o las ayudas a la dependencia. Esto ha sido posible gracias a lo que Montero ha denominado como el “empujón democrático” que ha permitido estas medidas, ya que dice que el PSOE no lo hubiera hecho de no ser por Unidos Podemos.

Posicionándose de cara a la campaña electoral, Montero ha perfilado a Unidos Podemos como el partido que mejorará la vida de las personas, con el que el diálogo será una realidad y con el que pretende que no gobiernen los que amenazan los derechos de los trabajadores y de las mujeres. En cuanto al candidato a la Moncloa no hay duda que será Pablo Iglesias ya que como ha dicho Montero “no hay contradicción entre ser candidato y estar de permiso de paternidad.”

Por su parte, Vox no se pronunciará de manera oficial sobre la convocatoria de elecciones hasta el próximo lunes. Sin embargo, el líder de la formación sí se ha manifestado a través de su cuenta de Twitter: “La España Viva ha derrotado por fin una legislatura infame que empezó con un Gobierno incapaz y cobarde, y termina con un gobierno ilegítimo y traidor. España, otra vez, ha sido más fuerte que sus enemigos. El 28 de abril reconquistará su futuro. Juntos haremos historia».

 

Foto: Antonio Heredia

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies