Alba Moreno 21 diciembre, 2018

El Gobierno y la Generalitat anunciaron, en la noche del jueves, su intención de establecer un «diálogo efectivo» que culmine en una propuesta política «que cuente con un amplio apoyo en la sociedad catalana». El presidente del Gobierno y el presidente de la Generalitat, Pedro Sánchez y Quim Torra, firmaron un comunicado conjunto que apelaba a lo que Sánchez ha estado pidiendo desde que entró en Moncloa: diálogo. Asimismo, se comprometieron a volver a reunirse en enero y a negociar en el Parlament de Cataluña, pero dándole un papel clave al PSC.

Mediante un comunicado conjunto entre el gobierno catalán y el gobierno central se establecía que ambos «coinciden en la existencia de un conflicto sobre el futuro de Cataluña». A pesar de «que mantienen diferencias notables sobre su origen, naturaleza o sus vías de resolución», con el objetivo de garantizar una solución, «deben seguir potenciándose los espacios de diálogo que permitan atender las necesidades de la sociedad y avanzar en una respuesta democrática a las demandas de la ciudadanía de Cataluña, en el marco de la seguridad  jurídica». Sendos pidieron la colaboración y el esfuerzo de todas las instituciones, actores políticos y la ciudadanía, y añadieron que «ambos gobiernos se comprometen a trabajar para hacerlo posible”.

Al acabar la reunión, los presidentes se dirigieron hacia la entrega de los Premios Ferrer Salat y las Medallas de Honor de Fomento del Trabajo. En su intervención, Torra agradeció al presidente del Gobierno que ambos pudieran «hablar de todo» en el encuentro anterior. Sánchez, manifestó que deseaba «abrir una nueva etapa en la que la confrontación dé paso a la concordia».

Sánchez se ha reunido esta mañana con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, una hora antes de que comenzara el Consejo de Ministros que se está celebrando en estos momentos en Barcelona. En la reunión, Colau ha destacado que el presidente está comprometido con el inicio del trámite parlamentario para la regulación por ley de alquileres abusivos, pues el «problema de la carestía de la vivienda es el principal» al que se enfrentan los barceloneses», afirmaba la alcaldesa de Barcelona.

Como protesta contra la reunión del Ejecutivo en Barcelona, desde primera hora de la mañana, los CDR han cortado una decena de carreteras y los principales accesos a Barcelona. Además, han manifestado su deseo de rodear la Llotja de Mar, lugar donde se reúne el Gobierno para el Consejo de Ministros. Durante toda la jornada, el servicio de transporte público está secundando una huelga. Los servicios de taxi y también están cortados, y se han producido ciertos incidentes en las calles céntricas de la ciudad condal.

Imagen de portada vía eldiario.es

 

 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies