Brian Bujalance 15 agosto, 2018

La asociación de madres y padres del alumnado del Ceip Francisco García Amo, Monte Horquera, sigue en lucha. Tras haber mantenido reunión con el Delegado de Educación en Córdoba, Antonio José López, y con la Jefa de Servicio de Planificación y Escolarización, Purificación Cobos, han evitado la reducción de las aulas de segundo y cuarto curso, gracias al ajuste de la casación de datos.

Sin embargo, a pesar de que las aulas de cuatro años de infantil comenzarán con 26 alumnos cuando la ratio máxima por ley es de 25, no se ha resuelto el problema. Esta situación sucede de manera semejante en los matriculados de quinto de primaria, que comenzarán el curso con 25 y 26 alumnos en cada aula. La AMPA ha lanzado una recogida de firmas porque la consejera de educación no les responde. Una de las profesoras afectadas considera de importantísima la reducción para que los alumnos tengan atención personalizada. La directiva del colegio actuará en septiembre. Desde el Psoe afirman que el delegado de Educación está trabajando en el caso. ¿Se podrá evitar la reducción de las aulas en los cursos que faltan? El tiempo corre.

Todo comienza el 28 de junio. La AMPA se entera en el Consejo Escolar de la reducción de unidades de cuatro años con “bastante tardanza”. Testimonian que “el centro puede enterarse a través del Séneca para conocer las unidades asignadas”. Un día después, explican que no solo va a afectar a cuatro años, sino que también se reducirán unidades en otras edades: segundo, cuarto y quinto de primaria, pasando de tres a dos cada una. Públicamente expresan que cuentan con el apoyo del ayuntamiento, de la Concejalía de Educación y del colegio en su conjunto.

Recogida de firmas en la plataforma change.org para evitar la reducción de unidades. Foto: InfoDiario.es

Apenas una semana después, el Delegado de Educación en Córdoba, Antonio José López, se reúne en Nueva Carteya. El Psoe organiza la reunión con las AMPAS de los centros del municipio. Prevista con anterioridad al problema, da la “casualidad” y, por ende, es el tema destacado. «Él tomó nota, pero su principal argumento era la ley educativa. Ahí no le rebatimos porque no era el momento adecuado porque era un acto político. Sabemos que en otras cosas se involucró bastante», cuentan el presidente de la AMPA Monte Horquera, Juan Jiménez, y la vicesecretaria, Mireia Merino.

Dos días más tarde, el cinco de julio, se solventan las reducciones de segundo y cuarto de primaria. Durante la reunión mantenida entre AMPA y CEIP con Purificación Cobos se dan cuenta de la existencia de un problema de casación de datos. Los datos de alumnado del colegio diferían con los de Delegación. “Como representante de los padres nos trató perfecto», explican Mireia y Juan. Acababa la reunión, se soluciona el asunto y se mantienen con tres aulas los alumnos de segundo y cuarto pero ¿qué pasa con cuatro años y quinto de primaria? “Alegaban a la Lomce”.

En el apartado dos del artículo 89 de la Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa (Lomce), se establece que las “administraciones educativas podrán autorizar un incremento de hasta un diez por ciento del número máximo de alumnos y alumnas por aula bien por necesidades que vengan motivadas por traslado de la unidad familiar en período de escolarización extraordinaria debido a la movilidad forzosa de cualquiera de los padres, madres o tutores legales, o debido al inicio de una medida de acogimiento familiar en el alumno o la alumna.” En ningún momento se refiere esta ley a lo que sucede en Nueva Carteya, que ya hay matriculadas 52 personas para el nuevo curso y se van a distribuir en dos aulas de 26 alumnos, siendo la ratio máxima por aula en Andalucía de 25. “Esto se lo rebatí a Purificación Cobos y, claro, ahí la dejamos fuera de juego. Ella nos dijo que ya no dependía de ella sino de la Consejería”. A pesar de eso, tras acabar la reunión acabaron en cierto modo “contentos” porque se había solucionado parte del asunto.

La jefa de Planificación, Cobos, les propuso la solución de que se suprimiera el aula de apoyo de infantil y se habitara una clase a cuatro años y así “se acababa el problema porque -según Cobos- tenían medios suficientes -en el colegio-”. Tras la reunión en Córdoba, se reúne la AMPA con la dirección para tratar la propuesta de Cobos. La respuesta por parte de la directiva fue, según la asociación, que “no lo veían acorde y no lo iban a llevar a cabo”.

¿Qué piensa la dirección del centro de esta opción? Ana García, recién nombrada directora, cuenta a infodiario.es que «en el mes de junio, cuando el centro fue conocedor de la realidad del próximo curso, adoptó las medidas oportunas siguiendo los cauces normales” y que, como centro, “tenemos que esperar”.

Carta del alcalde de Nueva Carteya, Vicente Tapia, al Delegado de Educación en la provincia de Córdoba. Foto: Juventud Ayuntamiento.

Pero, esa espera, ¿cuánto tiempo ha de perdurar? “Si en el mes de septiembre la situación sigue igual, organizaremos las unidades del colegio de la mejor manera respondiendo a las necesidades del alumnado en función de los recursos personales y materiales que tengamos. No descartamos ninguna opción. En su momento, tomaremos la medida que consideremos que responda más adecuadamente a los inconvenientes que de esta decisión pudieran derivarse”, afirmaba segura la directora.

La reducción de las unidades es una “barbaridad, sobre todo en infantil”. Los motivos, diversos: “por las edades, por las medidas del aula, por las temperaturas que se alcanzan y porque el colegio es muy peculiar. No es un colegio, es un pueblo. Aquí no tienes la oportunidad como en otros municipios de cambiar a tu hijo de colegio si estás en desacuerdo del número de plazas; ni siquiera de pago. No hay otra alternativa”, reclaman desde la asociación.

Los afectados implícitos de esta tesitura son alumnos, pero también profesores. “Las maestras de infantil cuatro años dicen que, además, hay más niños con necesidades de atención que en otros cursos”. ¿Cómo van a afrontar septiembre? «Es muy complicado, porque vamos a poder tener -las docentes- una atención individualizada muy puntual y los pequeños necesitan mucha. Vamos a necesitar muchísima ayuda de la familia”, detalla una de las docentes afectadas a este diario, reiterando los problemas de la AMPA.

La mejor solución para las educadoras es “mantener las clases como hasta ahora, tres”. En 2015 le ocurrió un caso similiar al que podría suceder este 2018, con 25 niños en infantil. Comparándolo con otros años, “el resultado académico de los niños no fue tan bueno como en anteriores con un menor número”. Es por eso por lo que «es muy importante la reducción para atenderlos mejor y que tengan una mejor educación

La señora Cobos le trasladó a los representantes de padres y madres del Francisco García Amo que la reducción “no está en sus manos y que dependía exclusivamente de Sevilla”. Así, la AMPA se pone en contacto con la consejera de Educación, Sonia Gaya, para obtener una solución. No obtienen respuesta y deciden crear una petición en la plataforma change.org, donde hay más de 720 firmas hasta la fecha. “Si tampoco sirve, daremos otro paso, el de la movilización: primero colegio, delegación y si no nos escuchan, a Sevilla”. Aseguran estar dispuestos a reunirse con la consejera “cuando ella quiera”.

Parte de la respuesta del Defensor del pueblo andaluz. Foto: InfoDiario.es

La asociación también ha mandado un burofax al Defensor del Pueblo Andaluz, del que sí han obtenido respuesta. El alcalde de la localidad, Vicente Tapia, ha escrito una carta al Delegado de Educación para solicitarte una reunión y considerar la reducción de las unidades. La secretaria general del Psoe de Nueva Carteya, Auxiliadora Muñoz, declaró a este medio que “se mantiene un contacto directo y diario con el Delegado de educación y que está trabajando en el caso”. En cuanto al apoyo de los padres, “desde primera hora se han ofrecido, tanto los afectados como los que no”.

¿Se solucionará finalmente? ¿Qué es la educación? «Aparte de todo esto que, en definitiva, son números, realmente estamos hablando de la educación. Todo el mundo sabe que mejor educación van a recibir si son 17 que si son 26. Estamos haciendo lo correcto y lo que deberían hacer muchos colegios e institutos si su ratio no se corresponde con lo que marca la ley».

La reflexión que realizan desde la asociación es que «se da la circunstancia de que un año sí, uno no, se va a producir esta situación». ¿El motivo? «Tenemos unas características económicas y socioculturales propias. Está por ver el futuro de los niños y niñas. ¿Habrá solución? ¿Habrá respuesta de la consejera? La AMPA sabe lo quiere. «Queremos una educación pública, de calidad, gratuita, equitativa y que no condene a los niños a ser jornaleros. No vamos a parar hasta conseguirlo«

3 pensamientos a “La AMPA del colegio público de Nueva Carteya se niega a la reducción de unidades

  1. Siendo el único colegio del pueblo es una una barbaridad esa masificación de niños tan pequeños y una irresponsabilidad No solucionarlo…

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies