El Athletic Club femenino se hizo anoche con el derbi femenino del País Vasco tras imponerse por 2-1 a la Real Sociedad.

En los últimos años, el Athletic Club y la Real Sociedad parecen haber intercambiado tendencias. El Athletic, ese club que comparte junto con los «todopoderosos» Real Madrid y FC Barcelona el honor de haber disputado todas las ediciones de la Primera División española, ha pasado de brindar a San Mamés noches mágicas europeas a ser el último equipo vasco de la máxima competición española la temporada pasada, por detrás de Eibar, Alavés y su máximo rival, la Real Sociedad.

Esta situación tan desagradable para los aficionados del conjunto bilbaíno no parecía trasladarse al fútbol femenino, donde el año pasado el Athletic quedó 3º, 18 puntos y cuatro puestos por encima de su máximo rival. Sin embargo, este año las chicas parecen haberse contagiado de la decadencia del equipo masculino. Tanto es así que este domingo recibían en las instalaciones de Lezama a una Real Sociedad que llegaba al derbi ocho puntos por encima, gracias a su gran estado de forma y al mal arranque liguero del Athletic, con solo dos puntos en cuatro partidos y el casillero de victorias en blanco.

Sin embargo, en los derbis los polos opuestos se atraen, y las clasificaciones se olvidan en cuanto el balón echa a rodar. Bueno, al menos cuando lo hace en la segunda parte. Porque al final de la primera se llegó con una victoria momentánea de la Real Sociedad gracias a un solitario gol de Manu en el minuto 43. Un tanto que sentó como un jarro de agua fría en una parroquia rojiblanca en cuyas mentes afloraba el recuerdo del fiasco del último y todavía reciente derbi masculino, en el que la Real Sociedad evidenció su superioridad actual con un contundente 1-3.

Pero la Liga Iberdrola nada tiene que ver con la Liga Santander, y el derbi vasco tampoco lo tuvo, ya que en el segundo tiempo el Athletic salió creyendo en sus posibilidades de remontar. Tanto fue así que consiguió darle la vuelta al electrónico en cinco minutos mágicos, con doblete de la gran protagonista del partido, Lucía, que perforaba la red contraria en los minutos 60 y 63. Suficiente para un Athletic que consiguió mantener el 2-1 hasta la conclusión del encuentro.

A pesar de esta victoria, las chicas de Lezama siguen a cinco puntos de las de San Sebastián. No obstante, además de estrenar el casillero de victorias, estos tres puntos les sirven a los aficionados del Athletic para sacar pecho después de unos últimos meses difíciles en los que la Real Sociedad parecía ganarles en todo. Así las cosas, solo queda esperar a la vuelta. ¿Habrá «vendetta»? Emociones fuertes seguro que sí.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies