Juan Diego Pérez Gómez 29 octubre, 2018

La marcha de exseleccionador español del Santiago Bernabéu era un secreto a voces y el entrenador del Castilla es el elegido para tapar agujeros mientras Florentino ficha a un nuevo técnico

Se ha acabado la paciencia en las oficinas de Concha Espina y Julen Lopetegui no continuará al frente del Real Madrid. En su lugar, Santiago Solari se sentará de momento en el banquillo merengue en Copa del Rey contra el Melilla y en los partidos de liga contra Valladolid y Celta; al menos hasta el siguiente parón de selecciones.

«La Junta Directiva entiende que existe una gran desproporción entre la calidad de la plantilla del Real Madrid, que cuenta con 8 jugadores nominados al próximo Balón de Oro, algo sin precedentes en la historia del club, y los resultados obtenidos hasta la fecha.» Así lo ha justificado el club en el comunicado oficial que anuncia la destitución de Lopetegui como entrenador del primer equipo madridista.

A estas alturas de temporada encontrar al entrenador ideal es complicado, y a pesar de que Conte comenzó a sonar con mucha fuerza, su llama se ha ido apagando. Las negociaciones ahora mismo se encuentran detenidas y el acuerdo se ve cada vez más lejano. El italiano ya ha demostrado a los españoles el daño que es capaz de hacer a sus rivales como entrenador (véase la eliminación de España en la Eurocopa 2016 contra la Italia de Conte). En todo caso, un entrenador muy cañero y de mano dura.

Del mismo estilo es José Mourinho. Su vuelta a Chamartín es posiblemente la más complicada de las opciones que se barajan, aunque al portugués no le disgusta la idea, pero su salida del Manchester United no sucederá a priori.

Otro perfil distinto de entrenador pero que también está sonando mucho por la capital de España es Roberto Martínez. El español asoma la cabeza tras Conte y cada día ve su etapa como seleccionador de Bélgica más próxima a su fin. El Real Madrid, tal y como está ahora mismo, es todo un reto para Martínez, que ha demostrado su valía en todos los banquillos por los que ha pasado. Además, ya sabe lo que es tener bajo sus órdenes a Hazard, lo que puede acercar al belga al vigente campeón de Europa.

La cuestión es que nunca se puede esperar nada de Florentino y sus ayudantes, y no sería la primera sorpresa que ofrecen si ninguno de los tres mencionados pasa a ser el nuevo entrenador. Además, la llegada de un nuevo entrenador frozará también a la Junta Directiva de Valdebebas a moverse en el mercado de invierno, empezando por el central de la cantera Mario Hermoso, que actualmente milita en el Espanyol.

Otra de las incógnitas es el banquillo estaba en el filial madridista. Si Solari sube al primer equipo, faltará un entrenado para el Castilla, justo en la temporada en que Guti cambió la casa blanca por Turquía. En este caso, será Manolo Díaz el encargado de cubrir necesidades. Ya fue el entrenador local en el Alfredo Di Stefano hace cuatro años y después de su etapa en la Ponferradina volvió al departamento de formación del Real Madrid, por lo tanto, conoce bien al club, donde también entrenó al equipo juvenil y al equipo «C» cuando existía en temporadas anteriores.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies