Inicio INTERNACIONAL China, primer país del mundo en suministrar una vacuna contra el COVID-19

China, primer país del mundo en suministrar una vacuna contra el COVID-19

0
vacuna COVID-19 China
Fuente: Pixabay

El gigante asiático reconoce haber vacunado durante un mes a sus «trabajadores esenciales» de forma experimental contra el coronavirus. Con esta posible cura, China pretende ponerse a la cabeza en la carrera mundial por desarrollar una vacuna efectiva para el COVID-19.

China no cesa en la búsqueda de un tratamiento que prevenga la pandemia que asola a todo el globo. Cuatro de sus proyectos actuales se encuentran en fases avanzadas de ensayos clínicos y advierte de una vacuna efectiva para finales de 2020. Las farmacéuticas al cargo de las posibles curas son CanSino, propietario de la primera patente, Sinovac y Sinopharm. Este último vaticina que podría comercializarse el tratamiento contra el COVID-19 antes de terminar el año por unos 120 euros.

Aunque todavía no están del todo perfiladas las vacunas, el Gobierno Chino ha decidido no esperar y empezar a aplicarlas a su población civil. Esta decisión fue tomada hace más de un mes y ya han sido vacunados muchos de sus «trabajadores civiles esenciales». Zheng Zhongwei, miembro de la Comisión Nacional de Sanidad china, reconoció estas afirmaciones el pasado sábado en el canal de televisión del Estado, CCTV. La razón por la que justificó esta precipitada decisión fue la necesidad de un «programa de acceso de emergencia». Zhongwei no dio detalles sobre el prototipo que se estaba usando de los cuatro activos actualmente. Por lo tanto, China se ha convertido en el primer país en el mundo en suministrar una vacuna para el COVID-19, por delante de Rusia, que empezó este agosto.

¿Es peligroso suministrar la vacuna sin licencia definitiva?

El miembro de la Comisión Nacional de Sanidad china, Zhongwei, durante sus declaraciones, defendió que la decisión de suministrar la vacuna no era perjudicial. «Hemos preparado una serie de planes que incluyen formularios de consentimiento médico, seguimiento de efectos secundarios, rescates y compensaciones para asegurar que el uso de emergencia está bien regulado y monitorizado». De esta forma, aseguraba que la decisión del Gobierno chino era absolutamente segura y que habían tomado las medidas necesarias por si algún problema surgía. La jurisprudencia china ampara esta decisión mediante la Ley de Vacunas aprobada por el Consejo de Estado el pasado mes de junio. Esta permite la suministración de «soluciones» que todavía no cuenten con licencia definitiva en individuos de alto riesgo de contagio. Sin embargo, la cautela con la que ha actuado el Gobierno chino y su «secretismo» en esta operación ha encendido todas las alarmas denotando posibles irregularidades.

El plan del gigante asiático es asegurar que en una posible nueva crisis sanitaria el país no se detenga y sus trabajadores esenciales, como sanitarios o funcionarios, puedan continuar trabajando. Además Zheng Zhongwei informó de que la Comisión Nacional de Sanidad plantea extender este programa a más colectivos. Uno de los posibles «seleccionados» podrían ser los mayoristas de mercados de alimentación, como es el caso del de Wuhan donde surgieron los primeros brotes de COVID-19.

Las vacunaciones están siendo realizadas en su mayoría fuera de China, ya que el número de casos en el país no resulta suficiente. Argentina, Perú, Marruecos, Baréin o Emiratos Árabes Unidos, son algunos de los países en los que se están realizando estos ensayos clínicos.

Una vacuna para todos

El líder chino Xi Jinping, durante el encuentro virtual de la OMS del pasado mes de mayo, aseguró, que en el caso de desarrollar una vacuna efectiva esta sería «un bien público global». Además, China ya se ha hecho eco de los países a los que primero suministrará el tratamiento como Rusia, Brasil, Filipinas, Vietnam, Camboya, Tailandia, Laos, Myanmar e Indonesia.

Por el momento, habrá que esperar unos meses para hablar de vacuna efectiva contra el COVID-19 una vez se muestren verdaderos resultados de estos ensayos clínicos en China, que por ahora, son todavía inciertos.

Nos ayudas a hacer periodismo?

InfoDiario es un proyecto periodístico liderado por jóvenes estudiantes de Periodismo. Aunque no lo creas, nos ayudas a crecer. Síguenos (si no es mucho pedir) en FacebookTwitter y/o Instagram. Hacemos periodismo.

 

Deja un comentario