El tiempo de Navidad que no acabamos con los Reyes Magos sino la semana próxima ha dado su fruto y para mucho. Aquí extraigo 14 pautas, 14 verbos, 14 propósitos míos y que pueden ser tuyos. Por mi parte prometo recordarlos cada día.

1. SANARME: Yo sé que Dios quiere sanarme, curarme de todas mis heridas interiores y exteriores, físicas o morales, pero yo también tengo que ayudarme, también yo tengo que echarme una “ayudita”. Como bien, camina, no seas sedentario, no escuches a pájaros de mal agüeros.¡Ayúdate”. Si sabes que hay personas nocivas, que hay alimentos o bebidas nocivas, ¡distánciate! No es cuestión de valentía, sino de saber cuidarte. No escuches al chismoso, no le des pábilo. Pero ni a las palabras hirientes o al acoso. ¡Cuídate!, ¡aléjate!

2. ACEPTAR: Aprende a aceptar. Tu pareja es así, aquél es así, el otro igual, tú eres así. Acepta tus limitaciones, no te exijas fatigas inútiles. Al contrario, sé agradecido. Agradece el beso, el saludo, la ayuda. Pero acepta: a los otros y a tí mismo.

3. ASUMIR: Asume tu rol en la vida, apodérate de tí mismo. Descubre que eres maravilloso, que eres amado por Dios, que no eres malo ni feo, sino bello, único, amado. Que no eres una basura y siéntete bueno porque eres bueno aunque los demás te intenten hacer creer que no lo eres. Desarrolla tus habilidades y hazlas por Dios. Canta para y por Dios, escribe por y para Dios, baila por y para Dios. ¡Desarróllalas!. ¡Sácale jugo!

4. DOMINIO DE SÍ: ¡Domínate!. Pídele a Dios no te dejes dominar por los arrebatos, por los “voluntos”, por las pasiones, por los demás…Sé el señor de tu vida para dárselo todo a Jesús. Toma tus propias decisiones sin dejarte arrastrar por los demás.

5. ESPERAR: Espera en grande, sueña a lo grande. Háblale a Dios como lo que es, el Todopoderoso, ten muy en cuenta a quién es al que le vas a pedir.

6. SUPERAR: Hay que superar cosas. Puedes vivir sin tus defectos, sin estancarte en errores… No mires atrás, al pasado, ¡supérate!

7. ALCANZAR: Ponte metas: desde la salud a las económicas y espirituales y llévalas a la oración

8. QUERER: Cuando uno no se deja querer se muere. Y no solo cariño, quiere y ama tus objetivos.

9. INSISTIR: El que persevera alcanza. Insiste.

10. PERFECCIONAR: Cada día un poco más. Perfecciona la rutina de tu casa, de tu trabajo, de tu negocio, de tus estudios, de tu profesión, de tu día a día.

11. TRABAJA: No seas vago. Las lágrimas más amargas son las de un desempleado cuando no tiene pan para llevar a su casa. Ama tu trabajo. El trabajo nos dignifica, nos hace iguales a Dios creador aunque canse.

12. DÉJATE QUERER:  ¡Déjate querer! Uno necesita de los demás y, si no te dan cariño ¡pídelo!. El cariño es cuestión de reflejo: en la medida que tú quieres a los demás lo recibes.

13. ACOMPAÑAR: Tú estás hecho para acompañar. Acompaña a alguna persona, a algún enfermo, a alguien que se siente solo y desprotegido. No lo hagas al fácil, a la persona cómoda.

14. SER FELIZ: No mastiques la amargura porque es eso es de ser masoquista. No mastiques tus penas, ni tus fracasos, ni tus errores. No les des vueltas y más vueltas ¡déjalos ir!. A veces a uno le gusta la depresión, el desagrado. Lo cuenta y ¡lo repite inconscientemente!. No levantes la mierda contándoselo a lo demás o caerás en la rueda de nunca acabar de salir de tu tristeza. Simplemente cuéntaselo a una persona buena y ya está ¡No te quedes parado en los momentos amargos! ¡Déjalos ir! ¿Para qué recuerda y recordar eso?

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies