Brian Bujalance 25 diciembre, 2018

El Rey Felipe VI ha pronunciado este pasado lunes 24 de diciembre el tradicional discurso navideño desde el Palacio de la Zarzuela. Se trata de su quinto mensaje desde que fue coronado como monarca en junio de 2014 y del primero con un gobierno socialista en Moncloa. En él, ha hablado de la capacidad de diálogo, de la convivencia y del futuro de los jóvenes.

En referencia a las personas que lograron la Constitución y a su 40 aniversario celebrado este año, el monarca ha destacado la capacidad y voluntad de todos los agentes políticos, económicos y sociales para alcanzar un acuerdo. «Si hay algo que nos define es el valor de trabajar juntos y unidos, pensando en nuestro país y en su futuro». De ese éxito, «nos hemos beneficiado las siguientes generaciones». Todos los españoles tienen un objetivo común: «la democracia y la libertad en España. Debemos hacer todo lo que está en nuestras manos para que esos principios -los que dieron lugar a la Constitución- no se olviden«.

Los jóvenes, con los que «tenemos una deuda pendiente» han sido otro punto del discurso. «Las circunstancias de hoy día no son las más fáciles». Felipe VI ha hecho hincapié en las dificultades que tiene este sector de la población para encontrar un trabajo por el que se han formado previamente y ha valorado positivamente, entre otras cosas, el valor de los jóvenes para luchar contra el cambio climático, el sentimiento europeo y el espíritu social. Por eso, «os tenemos que ayudar a que podáis construir un proyecto de vida personal y profesional con un trabajo y un salario digno, a tener un lugar adecuado donde vivir y, si así lo queréis, formar una familia y conciliar con la vida laboral. Que vuestra ilusión y esfuerzo venzan a las dificultades», en una España donde cada vez haya más «igualdad entre hombres y mujeres». El monarca ha condenado «la violencia contra las mujeres, que «merece siempre nuestra repulsa y condena enérgica y el empeño de toda la sociedad para erradicarla en nuestra vida».

La tercera reflexión del Jefe del Estado en su quinto discurso navideño ha sido la convivencia, «incompatible con el «rencor y el resentimiento». Una convivencia que exige, también, el respeto a la Carta Magna y que es «el mayor patrimonio de todos los españoles, la obra más valiosa de nuestra democracia y el mejor legado que podemos confiar a las generaciones más jóvenes».

El rey Felipe concluye el mensaje de Navidad, en el que aparece de fondo una imagen del rey junto Leonor en su primera intervención como princesa, con que «debemos ser conscientes de la nueva realidad del siglo XXI y ser capaces de alcanzar consensos cívicos y sociales que aseguren el gran proyecto de modernización de España».

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies