Alba Moreno 24 agosto, 2019
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha movilizado al ejército brasileño para combatir los incendios que asolan el Amazonas

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha movilizado al ejército brasileño para combatir los incendios que asolan la Amazonia desde hace más de dos semanas. Su reacción se debe a las presiones internacionales, que amenazan con imponer represalias por, supuestamente, negarse a cumplir sus compromisos medioambientales.

Bolsonaro autorizó mediante un decreto el despliegue de soldados en las áreas afectadas para combatir el fuego. Es la primera medida efectiva que adopta el gobierno de Bolsonaro desde que comenzara el primer foco en la Amazonia. Hasta entonces, el presidente había culpado a las ONG medioambientales de ser las responsables de los incendios.

El mandatario brasileño aseguró ayer en una entrevista para una radio nacional que el país ya está cumpliendo su deber de cuidar la Amazonia, y justificó que los incendios en la región son recurrentes en los meses de sequía en el norte del país y que ocurren en todo el mundo, por lo que no pueden ser usados como pretextos para sanciones internacionales. «La protección de la selva es nuestro deber. Estamos conscientes de eso y actuando para combatir la deforestación ilegal y cualquier otra amenaza que coloque la Amazonia en riesgo», añadió.

Una medida ante presiones internacionales

El despliegue del ejército fue una respuesta a los gobiernos de Irlanda y Francia, que amenazan con no aprobar el acuerdo de libre comercio firmado hace dos meses entre la Unión Europea y el Mercosur en caso de que Brasil no cumpla sus compromisos de defensa del medio ambiente. Asimismo, Finlandia propuso la posibilidad de imponer restricciones a las importaciones de carne de Brasil -es el mayor abastecedor mundial- para presionar al país a cuidar la Amazonia.

De la misma manera, el ministro de la presidencia brasileño, Onyx Lorenzoni, afirmó que estas presiones configuran una estrategia para justificar restricciones comerciales al país. “No podemos ser ingenuos. Los europeos aprovechan el asunto del medio ambiente para imponer barreras al crecimiento y al comercio brasileño de bienes y servicios”, manifestó.

Ante esto, Bolsonaro ha declarado que Brasil es un ejemplo de desarrollo sostenible y que posee una legislación ambiental que es ejemplar para el mundo, mientras que otros países del mundo -que no citó-, no han conseguido cumplir los compromisos que asumieron en el Acuerdo de París sobre cambios climáticos.

 

Foto: El Comercio

¿Quieres estar al tanto de las noticias internacionales que se publican en InfoDiario?

InfoDiario es un proyecto periodístico liderado por jóvenes estudiantes de Periodismo. Nos ayudas a crecer. ¿Aún no nos sigues?

Pulsa aquí para darnos Me gusta en Facebook.

Síguenos en Twitter pulsando aquí

Para Instagram, pulsa aquí

 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies