Inicio POLÍTICA Manuela Bergerot, Más Madrid: “Lo que es insostenible es estar con ansiolíticos...

Manuela Bergerot, Más Madrid: “Lo que es insostenible es estar con ansiolíticos para tener jornadas de trabajo con las que no queda tiempo para la vida”

0
Más Madrid 4M

Manuela Bergero, número tres de la candidatura de Más Madrid a la Asamblea de la Comunidad de Madrid, nos atiende al teléfono. En esta conversación hace balance de la campaña electoral y comenta alguna de sus propuestas más destacadas. 

Pregunta: El panorama de la campaña electoral ha cambiado mucho desde el debate de La Ser, ¿cree que está en peligro la democracia en estas elecciones? 

Respuesta: No, está en peligro la convivencia de los madrileños y las madrileñas por la irresponsabilidad de quienes desde las instituciones y de quienes tienen cargos públicos y lo único que generan son discursos de odio y que en un Madrid diverso y multicultural, que es lo que es, no quepa el otro, el diferente. Con estos mensajes de odio imposibilitan nuestra convivencia pero creo que el pueblo madrileño el 4 de mayo va a tener muy claro que no quiere eso.

P: Precisamente, este giro en la campaña se ha materializado en los partidos de la izquierda al tomar una postura común en contra de un posible pacto entre Ayuso y VOX ¿no?

R: El convencimiento y el objetivo común de los partidos progresistas en la Comunidad de Madrid no viene dado en la campaña electoral. Esto es un trabajo que se viene dando en la Asamblea de Madrid, donde los grupos parlamentarios de Más Madrid, Unidas podemos y PSOE tienen clarísimo que la ultraderecha no puede ser quien tenga, por ejemplo, los presupuestos de la Comunidad de Madrid secuestrados. En los dos últimos años hemos puesto de manifiesto como frente a ese negacionismo de las violencias machistas, de la diversidad de toda la población LGTBI… para nosotras es una defensa absoluta de estos. Y por eso mismo, desde Más Madrid pusimos sobre la mesa en la Asamblea, una propuesta que llamamos Mesa de Emergencia Regional, donde convocamos a sentarse a todos los grupos que precisamente lo quisieran. Tanto PSOE como Unidas Podemos quisieron, pero Ciudadanos no. Parecía que seguían  cómodos gobernando gracias a los votos de VOX.

P: ¿Por qué debería el público joven decantarse por Más Madrid y no por Unidas Podemos o el PSOE?

R: Porque nosotros tenemos una propuesta de futuro para la Comunidad de Madrid, frente a varias generaciones de jóvenes que han ido heredando crisis. Donde una vez más, hay una imposibilidad de tener un proyecto de futuro o vital. Nosotros llevamos propuestas muy concretas. Hay que paliar precisamente que el 80% del sueldo de las personas jóvenes no puede ir destinado a vivienda, a un alquiler. Eso es algo que no garantiza el derecho a la vivienda, ni siquiera para emanciparse o para precisamente poder tener un proyecto de futuro. Hay que garantizar la vivienda pública en la Comunidad de Madrid, que ahora mismo representa el 1,8 % del total, pero una vivienda pública  con precios de vivienda pública, precios sociales.

Otro de los problemas que tienen las personas jóvenes de la Comunidad Madrid, es la precarización de los trabajos. Trabajos temporales, trabajos donde hay actividades que son ofertadas como becas en empresas y en realidad son trabajos precarios que no cumplen los mínimos requisitos para que sea bueno, que garanticen los derechos laborales. Básicamente garantizar también todo el tema del derecho al acceso a los estudios universitarios y de formación profesional, porque la FP ha sido un servicio público totalmente denostado. Como está vinculado normalmente a sectores de la población que tienen rentas más bajas pues no se ha fomentado, no se ha cuidado, de ahí que esté totalmente desprestigiada.

Y ese es otro hito de los que hay que atender: la bajada de las tasas universitarias de las universidades públicas madrileñas. Creo que ponemos sobre la mesa que Madrid pueda dirigirse hacia ese futuro, que son los propios jóvenes los que nos lo están planteando como con Fridays for Future. Nos están diciendo que el camino del futuro lo marca la transición ecológica y a través de eso tiene que venir todo. La formación, el empleo y la innovación tiene que venir por ahí. Ese es el futuro. Un futuro también para los jóvenes.

“para que tengamos una comunidad que acabe con esa desigualdad, hay que garantizar que todas y todos podamos acceder a un servicio de salud mental”

P: Desde Más Madrid se ha reivindicado mucho la importancia de la Salud Mental, ¿por qué creéis que es tan importante garantizar el acceso a esta asistencia pública en el contexto de la pandemia?

R: Nosotras, afortunadamente, tenemos no solo a una candidata y una portavoz que es sanitaria, sino que tenemos un sectorial, de expertos y expertas en diferentes ámbitos de la salud, uno es el de la salud metal. En España realmente su mal es ese, que a nivel nacional siempre ha sido un tabú. El derecho a la salud mental es algo que no se ha hablado y siempre lo dijimos. Nos lo decían nuestros expertos, que después de la tercera ola de la pandemia vendrá la cuarta y la quinta, que será la ola del tema de la salud mental. Y afortunadamente, ha tenido eco y yo creo que precisamente es gracias también a las personas jóvenes que han derribado ese tabú y que han recogido ese debate. Hay que ponerlo en la agenda mediática, política y social. Ya está sobre la mesa y por tanto, hay que dotarlo de propuestas y de medidas para que el derecho a la salud mental no dependa de tus ingresos. Porque hay gente que aparte de estigmatizarlo pues ni siquiera quiere tratarlo, porque bueno, como tantos otros derechos, ellos se lo pueden pagar. Y para que tengamos una comunidad que acabe con esa desigualdad, hay que garantizar que todas y todos podamos acceder a un servicio de salud mental en a través de nuestros centros de atención primaria de cercanía. Eso lo primero.

P: En vuestro programa también destacan las políticas en materia de salud, destacáis en concreto las políticas en materia de salud sexual. Esta semana ha sido el día de la visibilidad lésbica y en este sentido,  vuestro objetivo es que ellas puedan tener acceso a la reproducción asistida en igualdad de condiciones que una pareja heterosexual ¿verdad?

R: Sí, efectivamente. O sea, es que por parte del gobierno no puede haber una discriminación por tu sexualidad. Y precisamente lo que hace la comunidad a través de impedir el acceso a esos derechos está determinando un modelo válido, está reconociendo socialmente: este es el modelo válido y este no. Y precisamente lo que hay que garantizar son derechos para todas, para todos y para todes. No queda otra.

P: El ecologismo también es otra de vuestras vertientes más importantes. ¿Por qué creéis que Madrid debe comprometerse definitivamente el medio ambiente?

Pues porque es el único camino hacia el futuro. Es el único camino que puede realmente darle la vuelta a un sistema que se ha mostrado absolutamente insostenible en todos sus ámbitos. Porque cuando hablamos de una transición ecológica, no hablamos solo de una transición hacia una sostenibilidad medioambiental. Hablamos de las tres patas de la sostenibilidad. Tiene que ser una sostenibilidad medioambiental, económica y social. Ninguna sostenibilidad medioambiental y económica puede ir sin la social, entonces no  tendremos una justicia social. Y este es el futuro y se está viendo. Nos lo están diciendo organismos internacionales y todo el movimiento Fridays for Future. Ese es el único camino para darle la vuelta a un modelo, a un sistema que está agotado y que precisamente además creemos que esta emergencia sanitaria y después social viene ligada a la emergencia climática.

“esta pandemia ha roto las costuras de un sistema que no funcionaba”

P: En relación a la sostenibilidad social, también queréis luchar contra la soledad no deseada, ¿es otro de los dramas invisibilizados de nuestra comunidad? 

R: Sí, absolutamente. Además, yo creo que esta pandemia ha roto las costuras de un sistema que no funcionaba. Y precisamente ha mostrado, por ejemplo en Madrid, como tres sectores de nuestra población que no tenían el lugar que les corresponde en la ciudad, en tanto que no se les toma como sujetos de producción y por tanto están totalmente invisibilizados, que son los niños, las niñas, los jóvenes y las personas mayores. Y precisamente hemos visto como no sólo las primeras medidas recayeron sobre ellos y ellas.

Lo primero que se cortaron fueron las clases antes de cualquier actividad, sin tener en cuenta a los niños y las niñas ni sus necesidades específicas, los derechos de la infancia y de la juventud. Y luego el colectivo que más ha sufrido, porque ha sido una cuestión vital, las más de 7.000 personas mayores que han muerto en las residencias de la Comunidad de Madrid. Residencias públicas gestionadas por fondos buitre donde efectivamente el beneficio era solo económico y no social. Y hay que poner de manifiesto que las personas mayores, los niños y los jóvenes tienen derecho a la ciudad. Y además hay que implicar a las comunidades como ya hicimos en los programas anteriores por ejemplo, a nivel Madrid ciudad durante el Gobierno de Manuela Carmena. Y que luego vimos como las redes de apoyo, durante la pandemia y el confinamiento, no fueron solo redes de los bancos de alimentos, sino también de acompañamiento, de apoyo. Ahí se no como entre todas las vecinas y los vecinos, lo primero que hacíamos era organizarnos para para que esas personas no estuvieran solas, porque allí donde no llegaban las instituciones, pues llamaba a la comunidad y hay que estar a la altura de eso, ni más ni menos.

P: Otra de vuestras medidas, probablemente más sonadas, que ha llegado a ocupar portadas internacionales es la jornada de 35 horas que aspiraría a alcanzar las 32. ¿Es sostenible?
No solo es sostenible decirlo, sino que es lo que nos va a llevar a la sostenibilidad. O sea, lo que es insostenible es estar con ansiolíticos para tener jornadas de trabajo donde se ha demostrado a través de empresas que tienen esas jornadas implantadas, que no somos más productivas y que no queda tiempo para la vida. Cuando hablamos de eso estamos hablando de tiempo no sólo para conciliar con personas a cargo de mayores o pequeños, sino para conciliar con la vida, con nosotras mismas. Y a veces estos logros que parecen tan difíciles, lo que hay que tener es memoria. Al principio del siglo XX parecía como algo totalmente loco no poder reducir la jornada laboral y gracias a una gran huelga se consiguió la jornada de 40h. Bueno, es lo que hay que hacer con esas herencias que recibimos de quienes antes nos han traído derechos y libertades. Es ampliarlas, no quedarnos ahí. Tenemos que superarlas. Y es es una herramienta clave para llevarnos hacia esa sostenibilidad.
“El problema no es Ayuso, son las políticas que lo que hacen es vaciar esos servicios públicos”
P: ¿Por qué cree que se necesita un cambio en Madrid?
R: Porque después de 26 años de gobierno de la derecha en Madrid hemos visto como  la pandemia nos ha puesto un espejo delante del sistema que es realmente insolidario, injusto. El problema no es Ayuso, son las políticas que lo que hacen es vaciar esos servicios públicos que son lo que nos permite e sostener el bien común y acabar con la desigualdad, que es el mal endémico de nuestra región, de nuestra comunidad, y un desequilibrio territorial que genera una desigualdad entre norte y sur, en cuestiones como el derecho al acceso a la vivienda, a la educación, a la sanidad o por muchas otras. También genera una pobreza energética incluso.
P: ¿Es positiva  respecto a los resultados electorales?
R: Somos positivas en cuanto estamos viendo que Más Madrid es la que está liderando, haciendo que suba todo el bloque progresista y esa ilusión es la que nos sigue haciendo empujar hacia arriba para precisamente puede llegar al objetivo que tenemos las tres fuerzas, que es que la ultra derecha no entre en gobierno.

¿Ayudas a este proyecto a crecer?

InfoDiario es un proyecto periodístico liderado por jóvenes estudiantes de Periodismo. Aunque no lo creas, nos ayudas a crecer. Síguenos (si no es mucho pedir) en Facebook, Twitter y/o  Instagram. Hacemos periodismo.

Artículo anterior“La cruz del mapa” de Manuel Carrasco se sitúa ya en 2022
Artículo siguiente‘Una joven prometedora’: bajo la piel del cordero

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here